Entre Veredas

MTB con alergia al asfalto

Una excusa para ponernos ciegos de barbacoa. Ruteando por la Campiña Segoviana

with 2 comments

Por Inegro

Casi lo menos importante de hoy era la ruta, si acaso, testar sobre el terreno si el tremendo calor estepario nos permitiría la semana que viene afrontar las megasubidas a la Atalaya y al Cerro Matabueyes… conclusión, no.

Empezamos tarde, sin prisa, Tomando un caminillo hacia Lastras del Pozo que atraviesa campos de labor sin una jodida sombra, pero a fin de cuentas era todo bajada y vamos a buen ritmo, charlando, mirando el perfil de la sierra, contemplando las maniobras de caza de los milanos reales que en esta época de siega se ponen las botas en los sembrados cazando ratoncillos que se quedan al descubierto tras la recogida de la mies.

Seguimos sin prisa hasta Monterrubio, donde nos refrescamos en una fuente de agua fría con un chorro abundante y generoso. A partir de aquí empieza el calvario de subida hacia la finca de Hontanres, por un desierto en el que el sol nos da de plano, y casi podemos sentir el fuego que sube del suelo. Para colmo me equivoco de camino, pero no hay mal que por bien no venga, eso nos ha echo descubrir una bajadita guapa. El lugar es un laberinto de caminos que utilizan los agricultores para llegar a sus campos y mi miedo es que alguno acabe al final de algún terreno en una valla que no podamos franquear (que así, por aquí, hay unos cuantos), pero la suerte nos sonríe y nos deja en la pista que debíamos haber tomado anteriormente. Una variante descubierta muy guapa.

Pero tenemos que seguir subiendo, y aunque la subida no es muy fuerete, sí es muy larga y el tremendo calor ya está haciendo mella en mí, y aunque todavía voy bastante bien, dejo de tirar para no desidratarme ya que a esas alturas estoy chorreando sudor hasta por donde no tengo poros.

-¡Qué bien nos vendría ahora una tormentita! ¿Eh Garbu?- alguien nos debió escuchar, pero tendría otras peticiones antes jejejeje.

Nada más desviarnos a la derecha en otra pistilla para subir a Los Hontanares, un mosquito del tamaño de un boeing 747 se me mete hasta la campanilla AAAAAARggggh! toses, dos arcadas, enjuage y continuo, infeliz creo que ya lo he expulsado y de pronto lo noto moverse en la garganta. ¡Qué sensación más desagradable! En fin, os ahorraré detalles escabrosos juas.

Calor, muuucho calor, el agua en la camel parece caldo y hacemos un alto para comernos una frutilla y continuamos rumbo al pinar, ¡por fin sombra!
Un poquillo más de subida para llegar al Caserío de Lastras de Lamas y bajada guapa hacia la finca Las Flores, donde nos espera un repechito y a partir de ahí, comienza la buena bajada hasta la urbanización Siete Fuentes. En el portón que da acceso acabaría nuestra ruta, pero veo un caminito que hace tiempo que quiero investigar y que intuyo que va a unir las dos zonas por las que salgo (esta por la que hemos ido y otra que va hacia el norte, por Bercial, Muñopedro…) así que nos tiramos por allí.

El camino es guapisimo, pero no para esta época. A pesar de ir entre sombras, del suelo sube fuego, el aire que entra parece abrasarme los pulmones, pero nos hace llegar por pistas un tanto abandonadas a Las Gitanas, otro punto de salida de mis rutas. Éxito de la exploración!!

Ya en Marugán, piscina que nos sabe a gloria… y en ese momento, el mensajero de la lluvia se acuerda de que tiene un encargo y nos lo manda en forma de brutal tormentón… pero al mal tiempo, buena cara y nos pegamos un homenaje ante dos jarras de medio litro de cerveza…

Y como colofón, barbacoa en mi casa, a la que no sacamos fotos por que ya se sabe: oveja que bala, bocado que pierde…

Anuncios

Written by Garbu

julio 7, 2007 a 12:06 am

Publicado en Rutas Antiguas

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. La ruta mas tranquila ( de no ser por el mosquito cabron ) pero de la que mejor recuerdo tengo, la consolidacion de una buena amistad, gracias Nacho por dejar haberte conocido, me quito el sombrero con gente como tu.

    Nunca olvidare este dia, lo guardare para esos momentos que echas la mirada atras.

    Garbu

    Entre Veredas

    diciembre 31, 2007 at 12:53 am

  2. Me debes una barbacoa, no creas que te vas a librar… Aunque sea mandaré 3 o 4 bárbaros sajones “a que te lo recuerden”

    Un abrazo

    Inegro

    Entre Veredas

    diciembre 31, 2007 at 1:44 am


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: