Entre Veredas

MTB con alergia al asfalto

Camino de Santiago VII: 27 de Junio, En el que el camino abusa de nosotros…

leave a comment »



PRIMA

En Los Blasones se duerme de cine, ni punto de comparación con la experiencia de la noche anterior, segun me acosté, así me levanté.

A eso de las 7.30 sacamos las camel del congelador y salimos por la puerta del albergue, donde justo al lado hay un bar que lleva abierto desde bien temprano poniendo unas señoras tostadas a todo aquel que ose desayunar alli, no seremos una excepción, ni nosotros ni nuestro compañero de albergue Rolf, que enseguida me hace entrar en conversación a veces en inglés y a veces en castellano. Me comenta mas cosas del camino, todas fabulosas y en un momento de confianza por mi parte me levanta en vilo para chascarrearme todos los huesos de la columna. Supongo que eso me vendría bien para el pedazo de día que ibamos a sufrir, nos esperan pues 125 kilometros de camino para llegar a Santiago.

Rolf, alucina con nuestro plan, pero se anima a acompañarnos un rato, al poner el culo, o lo que queda de el, en el sillín decimos adios a Sarria, como no, finalizando la cuesta que el dia anterior dejamos a medias.

TERCIA
Al abandonar Sarria a eso de las 8 y poco, lo hacemos por una zona de bosquecillos, preciosos, pero todo para arriba, aunque pronto empezamos a perder altura. El dia promete, ya que a pesar de que son muchos kilometros y hay mucho sube baja, se tiende a perder altura.

En un cruce con un arroyo dejamos a Rolf ya que su ritmo es otro, a pesar de estar mas cuadrado que la cabeza de un paleto el tio va hablando con todo el que se cruza y fotografiando todo lo que llama la atención. Creo que tenemos alguna foto con él, debe ser de su camara, afortunadamente me dio su direccion de correo electronico asi que me pondre en contacto con el a ver que se cuenta.

Volvemos a ser binomio, y empezamos a vivir lo que sería el día, constantes subes y bajas. Embarrao sigue sufriendo con las subidas pero va mucho mejor que otros dias, y yo ando mas flojillo por lo que aunque a veces nos distanciemos apenas nos esperamos demasiado, y podamos coger buen ritmo, que hoy nos hace falta.

Dicho ritmo se ve avivado cuando al final de una de esas miles de cuestas conocemos a un bicigrino navarro, creo que su nombre era Pablo pero ya lo he olvidado. Resulta ser un tio majisimo como buen navarro que es, nos cuenta su trayectoria peregrina, va con una bici un tanto endurera, y nos saca unos pocos de años, el tio va feliz como una rosa y enseguida nos contagia con su ritmillo vivo. Juntos disfrutamos de una autentica bajada que por favor no os perdais si haceis el camino. Tenia de todo, trialeras, peraltes, piedras, puf…aqui nos soltamos, sobre todo Embarrao porque son bajaditas de las suyas, se coge mucha velocidad y sin ser extremamente dificiles tienen su cosilla técnica. Hasta los cientos de peregrinos que adelantamos parecen disfrutar viendonos, de los mejores momentos del camino sin duda.

A eso de las 10 y 30 nos presentamos en Portomarín, llevamos ya 22 kilometros, pero nos queda un buen trecho, nos despedimos de nuestro compi prestandole unos parches que el quiere canjear por cervezas, mas adelante tal vez, ya que Portomarín tiene su parte turística pero nosotros nos conformamos con pasar por encima del Miño a la altura del Embalse de Betasar; giramos a izquierda por la rotonda tras el puente y otra vez cogemos camino enseguida, esta vez nos toca una trialera pero para arriba, que nos hace bajarnos de la bici y hacer empuja bike por segunda vez en el dia, anteriormente habiamos topado con una cuesta p’arriba que tenia un arroyo en su anchura. Pero todos estos obstaculos los pasamos con alegría, cada vez mejor de fuerzas y siempre sabiendo que hay bajadita para recuperar.

Alejandonos de Portomarín llegamos a eso de las 11:00 y ya con 30 kilometros en las piernas a una parada obligatoria ya que hay una especie de bar terraza de carretera con mucho ambiente peregrino. Alli nos agenciamos un par de bocadillos de tortilla con su botella de agua correspondiente, mientras vemos a peregrinos de todas partes. Casi al irnos aparece de nuevo nuestro amigo el navarro, con 2 bikers mas, estos de San Sebastián. Charlamos un rato, flipan con nuestras intenciones de llegar a Santiago y nos avisan de que por detrás vienen unos italianos que por lo visto son unas máquinas en esto de la bici. Eso nos da un poco de pique para salir pitando de allí a toda máquina.

SEXTA
Pero el camino desde Gonzar es un poco mas feo, ya que se va paralelo a la carretera y ademas empieza a apretar el sol de lo lindo, las camel van heladas pero sin agua, y buscamos una fuente que no quiere aparecer, incluso casi bebemos de una que parecia envenenada. Al menos vamos viendo muchos peregrinos lo cual nos anima bastante. El resto de la mañana lo echamos pedaleando a buen ritmo, en una de esas cuestas noto que Embarrao empieza a sufrir un poco en lo que va de dia, asi que tiro y decido gastarle una bromilla ya que habia un grupo grande de peregrinos adolescentes, a los cuales insto a que cuando pase Embarrao le animen como si del mismo Indurain se tratara. Al ratin, a lo lejos oigo como le jalean, mas tarde Embarrao me confesaria que flipo un poco con ello, yo me calle a ver que decia jeje

Embarrao me comenta que va bien de piernas pero que tiene que enviar un fax urgente, asi que vamos cagando fuego hasta Palas de Rei, donde hay uno de los albergues mas grandes de lo que queda de camino. Alli hago un descanso y localizo una fuente mientras Embarrao va a lo suyo y miro el GPS: La 1 de la tarde y 46 kms a la buchaca, casi un tercio de lo esperado. Lo programo para que me diga la distancia a Santiago en linea recta, alucino, solo 70 kilometros, engañoso el dato.

Dejamos Palas de Rei y Embarrao va como una moto, cada vez mas fuerte, yo empiezo a temer por mi integridad. Nos marcamos como objetivo a corto plazo comer en Melide, donde nos presentamos de nuevo a buen ritmo y esprintando a unos chavales que la toman con nosotros. Son las 14:30 y ya llevamos 60 kilometros, mas o menos ecuador de la ruta asi que todo apunta a que llegaremos a Santiago de dia.

NONA
No recuerdo el nombre de la pulpería de Melide, y eso que comimos requetebien, tanto hoy como comeriamos al dia siguiente puesto que en la vuelta repetimos. Nos sentamos a comer una buena racion, dejamos las bicis con el resto de bicis de otros peregrinos, hay buen ambiente y eso es bueno porque donde hay gente se come bien. Al rato llegan los vascos-navarros que habiamos dejado antes y aunque nos notan algo cansados nos animan a que llegamos, nos enseñan unos perfiles de lo que nos queda y aunque faltan superar varios obstaculos, no parecen gran cosa, desde hace rato vamos acojonaos con el Monte del Gozo, que por lo visto es una buena cuesta para rematar la ruta.

Pero antes hay que hacer muchos mas kilometros, asi que con toda la calor, a eso de las 15:30 nos despedimos de nuestros amigos y tiramos rumbo a Santiago, a por esos 65 kms que nos faltan.

VISPERAS
La calor aprieta que da gusto, pero nosotros vamos por senderitos bien protegidos puesto que en todo momento hay arboledas que nos protegen. Es una pena no obstante ver como el camino en esta parte esta inundado de maquinas de refrescos, que a mas de uno vendrá bien, pero digo yo que quita un poco de esencia espiritual y de sacrificio peregrino.

Vamos paralelamente a la M-547 que une Santiago y Lugo, la atravesamos constantemente y sin alejarnos mucho de ella damos un poco de rodeo por las aldeas, hay peregrinos que deciden ir por el arcén de la carretera, lo cual deberiamos hacer nosotros para ganar tiempo y descansar un poco, pero el camino es tan bonito que no podemos escaparnos de el.

Cada vez hay menos fuerzas, pero ya casi olemos Santiago y estamos pasando Arzúa, uno de los ultimos pueblos con Albergue donde se quedan muchos peregrinos para afrontar la ultima etapa hasta Santiago. A partir de aqui dejamos de ver demasiados peregrinos por esa razon, y eso junto a los 75 kilometos que llevamos, pues empieza a pesar. Son las 16:30 de la tarde y nos quedan 50 kilometros, hay que seguir apretando!

Pasamos por numerosas aldeas, muchas de ellas preciosas, pobres, pero encantadoras, pasar bajo orreos, puentes medievales, etc… es una bella empresa pero no estamos para detalles si queremos llegar. Embarrao y yo empezamos a pedalear cada uno a su ritmo, porque las fuerzas ya escasean. Me quedo rezagado hablando con un par de bikers suizos y cuando intento remontar para pillar a Embarrao noto que mi rueda esta pinchada…y yo con estos pelos!!

Llamos a Nestor para decirle que voy a tardar, pero que no se de la vuelta, que siga a su ritmo que ya le pillare. Pongo una camara de Obredoiro y le doy presion a la rueda, todo lo que puedo, uno de los suizos para pero tiene menos fuerza que yo. La bici va cargada y la rueda lo nota, estoy a unos 40 kilometros de Santiago y no puedo seguir asi, asi que decido salir a la carretera a buscar una gasolinera o similar.

Ya en la carretera y con la rueda muy floja, pregunto por una gasolinera, me dicen que la mas cercana esta en el pueblo de Fontela, a unos 8 o 9 kms. Meto plato grande y sin sentarme del sillin empiezo a darle caña, temiendo que la rueda reviente o pase cualquier cosa. Se me hace interminable este trozo porque madre mia que cacho cuestas. Al final de una de ellas y ya con el letrero de la gasolinera localizado veo que el camino va paralelo a la carretera en un tramo mortal donde se encuentra el pobre Embarrao medio muerto, le saludo y le digo que voy a la gasolinera, pero ni paro ni leches. Ya llego al pueblo en una subida de ordago, y alli doy presion a la burra y toco madera para que no se queje mas. He hecho un desgaste alucinante asi que le digo a Embarrao que paremos a comer algo, aunque vamos mal de tiempo.

Paramos en un super y bueno, me da un bajon de flipar, voy tan vacio que casi no puedo ni hablar. Me compro unas 8 o 9 barritas, almendras y un par de aquarius y me lo meto todo para el body, no veais que hambre, lo pase fatal. Embarrao me comenta que ya no queda casi nada, miro el GPS y marca 95 kms, son las 18:20, y llevamos una petada de narices. Decimos de ir un rato por carretera porque ademas tenemos prometida la visita a la abuela de Nestor, que vive cerquita. Asi pues, cogemos aire y tiramos para alante!

COMPLETAS
Afortunadamente ese trocito de carretera es cuesta abajo, hasta justo el desvio hacia la casa de la señora abuela, que vive en lo alto de un monte, asi que nos marcamos una cuesta del 15% que hace que devore lo ultimo que quedaba de las almendras. Nos encontramos a la simpatiquisima abuela de Nestor, a la cual mi compi saluda energicamente y ella bacila un poquillo en primera instancia, dada la barba de mi compañero, pero al final le reconoce y se pone muy muy contenta. Me presento y les dejo solos un rato, abuela y nieto, veo en ambos ojos un sentimiento de felicidad que hace que me acuerde de mi abuela, tambien gallega y me emocione por momentos.

A pesar que nos ofrece de todo, solo cogemos agua para nuestras camel de casa de la abuela y nos despedimos a toda maquina. Estamos muy muy cerquita de Santiago, casi llegando al aeropuerto y vamos ya con lo justo.

Rodeamos la pista de despegue o aterrizaje, y tras una loma empieza a distinguirse en el horizonte lo que puede ser Santiago, esta ahi al lado, pero a la vez muy lejano. Mis piernas funcionan a ratos, y saco fuerzas de la nada para poder subir hasta el Monte del Gozo, lo hacemos juntos y hasta el mismo monumento que esta bien arriba. La gente flipa con nosotros, un caballero nos interroga mientras nos hace la foto pertinente: A nuestra espalda el monumento a Juan Pablo II, a nuestro frente, Santiago de Compostela, y en cada brazo, un compañero. Momento unico y ya solo queda la entrada triunfal, que se hace tras un largo descenso, pasando por la parte nueva de la ciudad y con un poco de lio entre direcciones prohibidas se llega a la Plaza del Obredoiro, donde llego entre lágrimas, con un orgullo inmenso y ante la catedral abandono mi bici y me reposo en el suelo sobre mi mochila contemplando lo bonito que es ver pasar el tiempo cuando este no importa.

DATOS
Distancia recorrida/acumulada: Sarria-Santiago de Compostela, 121 kms/ Cercedilla-Santiago de Compostela: 637 kms
Peregrinos vistos: Todos
Averias: El pinchazo de mi rueda de atras, casi me desinfla el corazon, pense que no llegaba nunca
Personaje del dia: El becario en practicas del albergue de acogida de peregrinos, mira que intento ayudarnos el chaval a buscar un hostal pero digamos que no era lo suyo
Momento erotico del dia: La chica que Nestor indica en la foto era realmente bella, pero lo mas erotico fue la imagen en sueños de nuestras respectivas esperandonos en casita ( cada uno la suya eh! )

PERFILES Y TRACKS El ruton del dia y el acumulado del camino, tanto perfil como tracks parciales y totales

Imágenes Adjuntas

Track de la septima etapa
Track total de la aventura
Anuncios

Written by Garbu

junio 30, 2008 a 7:13 pm

Publicado en Camino Santiago

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: