Entre Veredas

MTB con alergia al asfalto

Camino de Santiago V: 25 de Junio, en el que descubrimos la magia del camino…

with 2 comments

PRIMA
Por segundo dia consecutivo, dormimos del tirón. Tenemos que madrugar por narices ya que nos echan del albergue bien prontito, y cada vez se nota mas el cansancio acumulado, sobre todo por la mañana.

Desayunamos el cafe incluido en la donación del albergue, un tanto aguado pero con unas magdalenas1 de escándalo y nos despedimos. Aun es pronto pero ya hay un par de peregrinas haciendo un descanso en el mismo albergue donde nosotros acabamos de despertar, a saber a que hora salieron. Una de ellas es guiri, y se queja del café aguado al pobre hombre que no entiende una pizca de inglés, asi que hago de interprete y tranquilizo un poco a la guiri diciendole que a mi en Londres me han dado café peor y no es para tanto.

Engrasamos las bicicletas, y cogemos una hoja con los perfiles de las etapas que nos quedan, hoy nos espera un dia duro ya que tenemos la segunda “tachuela” del camino, la Cruz de Ferro.

TERCIA
El dia es espectacular, da gusto rodar, ademas vamos por pista y todo llaneando. Enseguida nos presentamos en Hospital de Órbigo, precioso. Callejeamos un poco y en el puente Embarrao insiste en hacer unas fotos, a mi cada vez me cuesta mas arrancar y por eso no me gusta pararme, me quedo frio enseguida. Pero menos mal que paramos, ya que salieron unas fotos chulisimas como podeis comprobar. Hay mucha gente en el puente, todos peregrinos.

Pasamos Villares de Orbigo y Santibañez de Valdeiglesias, desde donde nos espera una sorpresita en forma de tachuela. En la hoja de perfiles venia una tachuelilla muy empinada pero de poca longitud, lo que pasa es que claro, comparandola con la Cruz de Ferro parecia menos de lo que realmente era.

La subimos y las pasamos putas porque el terreno es un tanto inestable y muy empinado. Segun subimos vemos a 3 peregrinas vascas que nos saludan efusivamente. Noto a Embarrao que va un poco justo o al menos dosifica, asi que en mitad de la subida, entre unos arbolitos paro a esperarle y a quitarme algo de ropa, y nos tomamos una barrita.

Seguimos tirando y el camino hasta San Justo de la Vega se hace interminable sobre todo porque hace un poco de viento de cara y encima la carretera tiende hacia arriba. Al final de la rampita de varios kilometros, llegamos a una colina donde se me ponen los pelos de punta ante lo que tenemos delante.

SEXTA
Y es que no es para menos, en lo alto de la colina vemos una pequeña construccion de piedra en forma de circulos circuncentrícos o como se diga, en el medio del mismo tenemos una cruz tambien de piedra, que es denominada Crucero de Santo Toribio o Pixelecta. Es preciosa, pero sobre todo con el paisaje de fondo que gobierna, ya que cuando alzamos la mirada al horizonte, que al fin y al cabo es donde vamos, divisamos una vista propia de una postal, con San Justo de la Vega en primer plano y Astorga en segundo, los pueblos que tenemos justo antes de una cordillera que hace que nos tiemble las canillas. Nos empezamos a preguntar cual sera el valle en mitad de esa cordillera por donde rodaremos a traves del paso de la Cruz de Ferro.

Nos hacemos la foto pertinente, ya que tuvimos suerte y pasaba una peregrina al mismo tiempo, y nos dejamos caer por una pista de losas empedradas, que al poco nos aburre y nos pasamos a un senderito que sale paralelo a la derecha, y que es una autentica gozada, sobre todo tras cientos de kilometros por pista y asfalto.

Pasamos San Justo de la Vega y decidimos tirar hasta Astorga, que esta a un tiro, alli pararemos y cogeremos fuerzas para subir la Cruz de Ferro. Llegando a Astorga, vemos que algun burro hizo el pueblo arriba del todo, nos toca subir una cuesta de ordago, en mitad de la cual se nos cruza un gato negro, intentó esprintar para que no se cruce pero sin éxito, el gato va sobrao, a saber la que nos espera.

Siguiendo la cuesta, vemos 2 bikers a lo lejos mas con alforjas hasta en el casco, aprovechando la inercia y que las estan pasando putas, decido acercarme y asi sacarles unas palabras. Nos paramos enfrente de uno de los albergues, colocado estrategicamente al final de la cuesta, donde ellos se paran a sellar ( los peregrinos van sellando en todos lados, nosotros con nuestros huevazos solo donde dormimos ). Nos comentan que vienen de Segovia y que pasaron por Villalón de Campos, asi que son los que vimos en la hoja de firmas del mismo, nos llevaban un dia y parece que les hemos rebasado! Hay bastante ambiente bicigrino, vemos a unos italianos mayores pero que estan haciendo el camino en bici, eso si, con apoyo terraqueo. Tambien vemos a un aleman que parece muy simpatico, le llamamos el aleman feliz.

Nos metemos en Astorga, que el pueblo es bonito pero tiene algunas que otras obras, compramos algo de embutido y pan en un super, hacemos unas cuantas fotos y nos vamos a uno de esos palacio-iglesias-murallas tipo mini alcazar, donde nos echamos a comer en unos jardines, ante la atenta mirada de un montón de guiris, y con la música de fondo de un hombrecillo que estaba en la puerta cantando canciones con su guitarra.

Antes de partir, vemos como un monton de giris suizos se bajan de un monton de furgonetas, en los que iban ellos y sus bicis. Parece que vamos a subir acompañados la Cruz de Ferro.

Sin más, atravesamos el resto de Astorga, todo cuesta arriba. Estamos en plena maragatería, y se divisan castillos maragatos que por motivos de logística no podemos aproximarnos. Hacemos el penúltimo descansillo antes de que lleguen las rampas serias para tomarnos el Gluco Sport correspondiente, en un pueblo llamado El Ganso ( no vimos al ganso del pueblo ) y casi a las 2 de la tarde nos presentamos en Rabanal del Camino.

NONA
Rabanal del Camino es un pueblo muy muy pequeño que marca el comienzo de la subida a la Cruz de Ferro. Se compone de una calle principal que es la carretera que sube al puerto donde hay una iglesia. Buscamos la sombra para comernos la segunda parte del bocadillo con embutido que compramos en Astorga. Resulta que tras la iglesia hay un albergue y hay mas peregrinos que han parado a descansar ahi. Entre ellos el ciclista vasco de la Orbea con slicks que vimos el dia antes en el Burgo Ranero. El se sube ya, dice que va sin prisa pero que ya ha descansado suficiente.

Cogemos agua del albergue, donde hay un matrimonio de ingleses con los que hablo un rato, y de paso les ayudo ya que llegan muchos peregrinos de habla tambien inglesa pero intentando informarse en español, por lo cual eso era un poco como la torre de Babel. Envio un fax en uno de sus baños, llenamos los bidones de agua fresca y vamos a por nuestras burras, cuando vemos a otro peregrino pero este viene a caballo, sensacional. Nos pregunta cuando es la misa y le decimos que nosotros no fumamos de eso, y de repente aparecen 2 sacerdotes asi que salimos corriendo no sea que necesiten confesarnos o algo de eso.

Tal es la velocidad con la que salimos, casi con el bocata en la boca, que a mas de uno le hubiera dado una cagalera, ya que la rampa de salida del pueblo es de órdago, sobre todo a las 2:30 de la tarde y con el calor que hace.

Misteriosamente con cada rampa me encuentro mejor, mas suelto. Embarrao me dice que el va petao, y que como el no ha enviado fax, decido tirar a mi ritmo a ver que pasa, dejando al pobre Nestor con su tortura particular. Al menos tiramos por la pista en vez de por el camino, aunque este ultimo es ciclable menos en un pequeño tramo.

La mochila no me pesa y subo la Cruz a un ritmo alucinante, creo que es mi punto de forma no solo del camino, sino de mi vida. Las piernas me van solas y apenas tengo que sentarme en el sillin. Voy relajado vigilando a Nestor, que viene a lo lejos a su ritmo, en cada curva echo un vistazo no sea que le pase algo. De repente veo a un par de los bikers suizos que vimos en Astorga, suben sin peso ni nada, mas frescos que una rosa, si acaso llevaban una camelback. Como voy bien decido adelantarles a ver que hacen, intentan seguirme un poco pero por una vez en mi vida voy sobrao y sigo tirando para arriba, donde hay mas y mas suizos. Pienso que por mis huevos les paso a todos, eso de ir en furgoneta el 80% del camino no me mola nada, y quiero restregarles que los verdaderos peregrinos somos nosotros.

A ritmo bestial, me presento en Foncebadón, a 2 kms de coronar donde habia quedado con Embarrao, habiendo adelantado hasta al último suizo y vete tu a saber a quien mas. Estoy como una moto, no se si sera el lomo de Astorga o el Gluco Sport, pero incluso parado las piernas me andan solas. Como me estoy quedando frio y a Embarrao le queda un ratito, decido asomarme un poco mas hacia la cima, donde me encuentro al vasco de la Orbea que me dice que le he pasado como una moto subiendo, yo ni me enteré. Bajo hasta Foncebadón y al ratín llega Nestor verdaderamente petao. No me extraña pues el dia es realmente jodido.

Descansamos un buen ratin y nos subimos al tran tran con otros dos bikers que subieron por el camino, y enseguida nos presentamos en la Cruz de Ferro, que consiste en un largo madero amontonado con un monton de piedras, que son las que la gente sube desde donde inicia el camino, una piedra por peregrino tan pesada como los pecados cometidos. Como Nestor y yo somos buenos, cogemos un par de chinas 20 metros antes de la Cruz .

En la base de la cruz y en el mismo mástil, hay un montón de mensajes, detalles, objetos y cositas que otros peregrinos han dejado. Se nos ponen los pelos de punta, y decidimos dejar algo allí. Como no teniamos mucho donde elegir, dejamos 2 hojas que llevabamos impresas de la crónica de Alakan de su ruta con Jack y Pantani del año anterior. Supongo que el tiempo se las habra llevado, pero seguro que alguien las ha podido leer y se ha partido de risa como haciamos nosotros cada noche antes de dormirnos.

Nos despedimos de los dos bikers que venian de Cataluña, y nos tiramos hacia el otro lado de la cruz de Ferro, es decir, a la amplia y preciosa comarca de El Bierzo.

VISPERAS
Aunque iniciamos el descenso de la Cruz de Ferro por camino, enseguida nos pasamos a la carretera, ya que no parece estar muy ciclable y las bicis que traemos no son para ello. La verdad es que es una pena habernos perdido esta bajada, pero hicimos lo correcto.

La bajada por carretera tampoco es para perdersela, es bastante divertida ya que tiene Zetas pronunciadas y el paisaje es alucinante, ademas apenas vienen coches y eso da mas seguridad. Se hace interminable, no queremos ni imaginarnos como tiene que ser la subida, y justo pensado esto, vemos una pareja de alemanes subiendo esa cara de la Cruz de Ferro con un tandem !!!

En una de las curvas, divisamos un pueblecito encantador, El Acebo, donde paramos a llenar un poco la camelback y de paso hablamos con varios bikers, uno de ellos sudamericano, muy majete que ha hecho parte del descenso con nosotros, y otros canarios que iban con un madrileño.

Seguimos bajando a toda peste, pasamos el pueblo de Riego y nos presentamos en el pueblo de Molinaseca, donde decidimos descansar un poco ya que hay un pequeño embalse que han hecho del rio con unos jardines muy apetecibles. Buscamos una tienda para comer algo antes de bañarnos, pero parece que esta todo cerrado, asi que nos hacemos con unas golosinas y gusanitos en un kiosko para niños que habia alli mismo.

Alli mismo de repente vemos a un tio muy delgado y muy alto, se trata de Carlos Jimenez, y nos ponemos a hablar con el como si de un colega se tratara. Resulta ser muy muy majete tanto el como su mujer y los padres ( imagino que de ella ). Van con el niño tambien. Estan de vacaciones y dice que le encantaría hacer el Camino, pero ahora no le dejan por motivos obvios. Nos hacemos una foto con el, y nada, le decimos que siga siendo asi, que es un crack, cosa que no es falsa si sabeis un poco de basket, a mi me encanto el detalle de que siendo capitan de la seleccion española, cediera a Gasol el honor de levantar la copa de campeones del mundo, es un crack dentro y fuera de la pista.

Nos vamos al rio, que esta lleno de gente, sobre todo jovenes que no paran de saltar desde lo alto del rio, lo cual me anima a hacer lo propio, el agua esta congelada pero me sabe a gloria.

Poco despues, reanudamos la marcha, y entramos en Ponferrada dando una vuelta de narices al pueblo, pero por unos sitios alucinantes, a partir de aqui se hizo un punto de inflexion en el camino, empezamos a notar cosas distintas, sitios mas verdes, mas amigables, mas curiosos y cada vez la frecuencia de peregrinos era mas alta.

Lo pasamos genial por Ponferrada, es precioso, mas grande y bonito que León a mi parecer, hay un ambientazo genial y da gusto rodar por allí, ademas tambien estan en fiestas y por momentos pensamos en quedarnos, pero aun es pronto y vamos de cine, asi que decidimos tirar un poco mas, nos fijamos Cacabelos como meta que es donde durmieron la tropa de Alakan & Cia y decian que el albergue estaba genial.

Salimos de Ponferrada por unos sitios chulísimos y asi seguiría el camino hasta Cacabelos, donde llegamos y nos fascina el pueblo. Hay ambiente pese a ser pequeño y buscando el albergue nos encontramos con el biker alemán feliz por tercera vez, lo habiamos visto un rato antes y era majete, asi que juntos encontramos el albergue y decidimos quedarnos los tres.

El albergue esta al final del pueblo, tras pasar un puente sobre el rio donde habia gente bañandose como si fuera una playa. Se trata de una especie de pequeñas habitaciones adosadas, unas 40 habitaciones dobles me parecio calcular, pegado todo ello a una iglesia. La hospitalaria es una chica muy timidilla pero muy maja, que se le da mal tambien el ingles asi que ayudo a aleman feliz a pillar una habitacion, le explico que su compañero se lo va a jugar a la ruleta rusa, pero no parece importarle.

Dejamos las bicis atadas, desmontamos las alforjas y demas pertenencias, y nos vamos a la habitacion, no tiene cerradura ni nada, son pequeñas pero suficientes: 2 camas, una mesilla y dos estanterias para dejar las cosas. Las duchas y servicios estan fuera, donde tambien hay una camilla donde dan masajes previo pago. Estuve a punto de darme uno pero se me adelanto una china coja.

COMPLETAS
Una vez duchado y cambiado, lavo la ropa mientras se ducha Embarrao, y hablo con aleman feliz, que no deja de ofrecerme almendras, tiene una bolsa infinita. Me comenta que salió desde su propia casa en Alemania, cerca de Nuremberg o Salzburgo si no recuerdo mal. Dice que lleva casi un mes fuera y que se lo esta pasando pipa, que no echa de menos a su mujer ni a sus crios, y mucho menos al trabajo, que le encanta esto. Lleva una bici curiosa, se le ve muy organizado, muy calculador, muy alemán vamos. Al rato llega su compañero, un peregrino andante español, sureño, asi con barba y jovencito, que deja la mochila y sale por la puerta diciendo, vamos a emborracharnos no?? Aleman feliz y yo nos partimos el culo.

Una vez todo listo, nos vamos a cenar Embarrao y yo, dejamos a aleman con sus almendras. Nos vamos al pueblo donde nos encontramos a un peregrino que lleva una botella con restos de vino, y nos pregunta que si conocemos un albergue, le decimos que si, pero el pregunta que si hay vino, y le decimos que creemos que no, asi que el tio decide acampar al lado del rio. Espectacular, que crack. Tenia una pinta alucinante, iba como en pelotas pero con capa, con una barba inmensa, medio cojeando o mamadiiisimo, y con la nariz roja. Buen camino para el.

Nos metemos pal body un par de jarras de cerveza, mientras comemos un par de pizzas familiares cada uno ante la mirada atenta de las camareras de la pizzeria, vemos como Alemania las pasa putas con Turquía y antes de que acabe el partido nos vamos a nuestra habitación, yo con un pedillo curioso, vaya ritmo pone Nestor.

Llegamos al albergue donde aleman feliz nos ofrece mas almendras, y aun estan llegando peregrinos, entre ellos unas chicas de Ponferrada que andan un tanto perdidas en su primera etapa, y nos metemos a la cama donde pasamos una de las noches mas especiales de nuestra vida….

DATOS
Distancia recorrida/acumulada: San Martín del Camino-Cacabelos, 98 kms/ Cercedilla-Cacabelos: 437,2 kms
Peregrinos vistos: Entre 100 y 200
Averias: Bajando la Cruz de Ferro las bicis empiezan a sonar a charanga
Personaje del dia: Puf, dificil al haber demasiados. Aleman feliz lo intento durante todo el dia, y lo normal hubiera sido darle el honor al borragrino que aparecio mamado en el albergue a ultima, pero creo que se lo va a llevar el cantautor que habia en Astorga, que durante los 40 minutos que estuvimos alli sentados nos deleitó repetidamente con su hit mundial: “EL CAMINO DE SANTIAGO AQUI EN ASTORGA” cuya letra es la misma que el titulo del tema, con diferentes acordes y rebuznos, eso si.
Momento erotico del dia: La camarera que nos sirvio las pizzas nos dejo con buen sabor de boca, era un poco calentona pero parecia un poco burra. Creo que lo mas erotico del dia fue imaginarnos en el tandem de la pareja alemana, ocupando el puesto del tio y pedaleando detras de la alemana que estaba mas apretada que las tuercas de un submarino.

PERFIL Y TRACK Voy a poner el perfil del dia y el acumulado, que o sino salen muy engañosos:

Imágenes Adjuntas

Track de la quinta etapa
Anuncios

Written by Garbu

junio 30, 2008 a 7:15 pm

Publicado en Camino Santiago

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. es demasiado fome es muy mula buuuuuuu dejen de aser esas cosassssss bueno l untima pare me gusto no masss pero buu

    paz y susana

    marzo 24, 2010 at 8:38 pm

    • siiiii es demasiado fomee tienes reson

      paz y susana

      marzo 24, 2010 at 8:38 pm


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: