Entre Veredas

MTB con alergia al asfalto

Archive for the ‘Camino Santiago’ Category

Camino de Santiago V: 25 de Junio, en el que descubrimos la magia del camino…

with 2 comments

PRIMA
Por segundo dia consecutivo, dormimos del tirón. Tenemos que madrugar por narices ya que nos echan del albergue bien prontito, y cada vez se nota mas el cansancio acumulado, sobre todo por la mañana.

Desayunamos el cafe incluido en la donación del albergue, un tanto aguado pero con unas magdalenas1 de escándalo y nos despedimos. Aun es pronto pero ya hay un par de peregrinas haciendo un descanso en el mismo albergue donde nosotros acabamos de despertar, a saber a que hora salieron. Una de ellas es guiri, y se queja del café aguado al pobre hombre que no entiende una pizca de inglés, asi que hago de interprete y tranquilizo un poco a la guiri diciendole que a mi en Londres me han dado café peor y no es para tanto.

Engrasamos las bicicletas, y cogemos una hoja con los perfiles de las etapas que nos quedan, hoy nos espera un dia duro ya que tenemos la segunda “tachuela” del camino, la Cruz de Ferro.

TERCIA
El dia es espectacular, da gusto rodar, ademas vamos por pista y todo llaneando. Enseguida nos presentamos en Hospital de Órbigo, precioso. Callejeamos un poco y en el puente Embarrao insiste en hacer unas fotos, a mi cada vez me cuesta mas arrancar y por eso no me gusta pararme, me quedo frio enseguida. Pero menos mal que paramos, ya que salieron unas fotos chulisimas como podeis comprobar. Hay mucha gente en el puente, todos peregrinos.

Pasamos Villares de Orbigo y Santibañez de Valdeiglesias, desde donde nos espera una sorpresita en forma de tachuela. En la hoja de perfiles venia una tachuelilla muy empinada pero de poca longitud, lo que pasa es que claro, comparandola con la Cruz de Ferro parecia menos de lo que realmente era.

La subimos y las pasamos putas porque el terreno es un tanto inestable y muy empinado. Segun subimos vemos a 3 peregrinas vascas que nos saludan efusivamente. Noto a Embarrao que va un poco justo o al menos dosifica, asi que en mitad de la subida, entre unos arbolitos paro a esperarle y a quitarme algo de ropa, y nos tomamos una barrita.

Seguimos tirando y el camino hasta San Justo de la Vega se hace interminable sobre todo porque hace un poco de viento de cara y encima la carretera tiende hacia arriba. Al final de la rampita de varios kilometros, llegamos a una colina donde se me ponen los pelos de punta ante lo que tenemos delante.

SEXTA
Y es que no es para menos, en lo alto de la colina vemos una pequeña construccion de piedra en forma de circulos circuncentrícos o como se diga, en el medio del mismo tenemos una cruz tambien de piedra, que es denominada Crucero de Santo Toribio o Pixelecta. Es preciosa, pero sobre todo con el paisaje de fondo que gobierna, ya que cuando alzamos la mirada al horizonte, que al fin y al cabo es donde vamos, divisamos una vista propia de una postal, con San Justo de la Vega en primer plano y Astorga en segundo, los pueblos que tenemos justo antes de una cordillera que hace que nos tiemble las canillas. Nos empezamos a preguntar cual sera el valle en mitad de esa cordillera por donde rodaremos a traves del paso de la Cruz de Ferro.

Nos hacemos la foto pertinente, ya que tuvimos suerte y pasaba una peregrina al mismo tiempo, y nos dejamos caer por una pista de losas empedradas, que al poco nos aburre y nos pasamos a un senderito que sale paralelo a la derecha, y que es una autentica gozada, sobre todo tras cientos de kilometros por pista y asfalto.

Pasamos San Justo de la Vega y decidimos tirar hasta Astorga, que esta a un tiro, alli pararemos y cogeremos fuerzas para subir la Cruz de Ferro. Llegando a Astorga, vemos que algun burro hizo el pueblo arriba del todo, nos toca subir una cuesta de ordago, en mitad de la cual se nos cruza un gato negro, intentó esprintar para que no se cruce pero sin éxito, el gato va sobrao, a saber la que nos espera.

Siguiendo la cuesta, vemos 2 bikers a lo lejos mas con alforjas hasta en el casco, aprovechando la inercia y que las estan pasando putas, decido acercarme y asi sacarles unas palabras. Nos paramos enfrente de uno de los albergues, colocado estrategicamente al final de la cuesta, donde ellos se paran a sellar ( los peregrinos van sellando en todos lados, nosotros con nuestros huevazos solo donde dormimos ). Nos comentan que vienen de Segovia y que pasaron por Villalón de Campos, asi que son los que vimos en la hoja de firmas del mismo, nos llevaban un dia y parece que les hemos rebasado! Hay bastante ambiente bicigrino, vemos a unos italianos mayores pero que estan haciendo el camino en bici, eso si, con apoyo terraqueo. Tambien vemos a un aleman que parece muy simpatico, le llamamos el aleman feliz.

Nos metemos en Astorga, que el pueblo es bonito pero tiene algunas que otras obras, compramos algo de embutido y pan en un super, hacemos unas cuantas fotos y nos vamos a uno de esos palacio-iglesias-murallas tipo mini alcazar, donde nos echamos a comer en unos jardines, ante la atenta mirada de un montón de guiris, y con la música de fondo de un hombrecillo que estaba en la puerta cantando canciones con su guitarra.

Antes de partir, vemos como un monton de giris suizos se bajan de un monton de furgonetas, en los que iban ellos y sus bicis. Parece que vamos a subir acompañados la Cruz de Ferro.

Sin más, atravesamos el resto de Astorga, todo cuesta arriba. Estamos en plena maragatería, y se divisan castillos maragatos que por motivos de logística no podemos aproximarnos. Hacemos el penúltimo descansillo antes de que lleguen las rampas serias para tomarnos el Gluco Sport correspondiente, en un pueblo llamado El Ganso ( no vimos al ganso del pueblo ) y casi a las 2 de la tarde nos presentamos en Rabanal del Camino.

NONA
Rabanal del Camino es un pueblo muy muy pequeño que marca el comienzo de la subida a la Cruz de Ferro. Se compone de una calle principal que es la carretera que sube al puerto donde hay una iglesia. Buscamos la sombra para comernos la segunda parte del bocadillo con embutido que compramos en Astorga. Resulta que tras la iglesia hay un albergue y hay mas peregrinos que han parado a descansar ahi. Entre ellos el ciclista vasco de la Orbea con slicks que vimos el dia antes en el Burgo Ranero. El se sube ya, dice que va sin prisa pero que ya ha descansado suficiente.

Cogemos agua del albergue, donde hay un matrimonio de ingleses con los que hablo un rato, y de paso les ayudo ya que llegan muchos peregrinos de habla tambien inglesa pero intentando informarse en español, por lo cual eso era un poco como la torre de Babel. Envio un fax en uno de sus baños, llenamos los bidones de agua fresca y vamos a por nuestras burras, cuando vemos a otro peregrino pero este viene a caballo, sensacional. Nos pregunta cuando es la misa y le decimos que nosotros no fumamos de eso, y de repente aparecen 2 sacerdotes asi que salimos corriendo no sea que necesiten confesarnos o algo de eso.

Tal es la velocidad con la que salimos, casi con el bocata en la boca, que a mas de uno le hubiera dado una cagalera, ya que la rampa de salida del pueblo es de órdago, sobre todo a las 2:30 de la tarde y con el calor que hace.

Misteriosamente con cada rampa me encuentro mejor, mas suelto. Embarrao me dice que el va petao, y que como el no ha enviado fax, decido tirar a mi ritmo a ver que pasa, dejando al pobre Nestor con su tortura particular. Al menos tiramos por la pista en vez de por el camino, aunque este ultimo es ciclable menos en un pequeño tramo.

La mochila no me pesa y subo la Cruz a un ritmo alucinante, creo que es mi punto de forma no solo del camino, sino de mi vida. Las piernas me van solas y apenas tengo que sentarme en el sillin. Voy relajado vigilando a Nestor, que viene a lo lejos a su ritmo, en cada curva echo un vistazo no sea que le pase algo. De repente veo a un par de los bikers suizos que vimos en Astorga, suben sin peso ni nada, mas frescos que una rosa, si acaso llevaban una camelback. Como voy bien decido adelantarles a ver que hacen, intentan seguirme un poco pero por una vez en mi vida voy sobrao y sigo tirando para arriba, donde hay mas y mas suizos. Pienso que por mis huevos les paso a todos, eso de ir en furgoneta el 80% del camino no me mola nada, y quiero restregarles que los verdaderos peregrinos somos nosotros.

A ritmo bestial, me presento en Foncebadón, a 2 kms de coronar donde habia quedado con Embarrao, habiendo adelantado hasta al último suizo y vete tu a saber a quien mas. Estoy como una moto, no se si sera el lomo de Astorga o el Gluco Sport, pero incluso parado las piernas me andan solas. Como me estoy quedando frio y a Embarrao le queda un ratito, decido asomarme un poco mas hacia la cima, donde me encuentro al vasco de la Orbea que me dice que le he pasado como una moto subiendo, yo ni me enteré. Bajo hasta Foncebadón y al ratín llega Nestor verdaderamente petao. No me extraña pues el dia es realmente jodido.

Descansamos un buen ratin y nos subimos al tran tran con otros dos bikers que subieron por el camino, y enseguida nos presentamos en la Cruz de Ferro, que consiste en un largo madero amontonado con un monton de piedras, que son las que la gente sube desde donde inicia el camino, una piedra por peregrino tan pesada como los pecados cometidos. Como Nestor y yo somos buenos, cogemos un par de chinas 20 metros antes de la Cruz .

En la base de la cruz y en el mismo mástil, hay un montón de mensajes, detalles, objetos y cositas que otros peregrinos han dejado. Se nos ponen los pelos de punta, y decidimos dejar algo allí. Como no teniamos mucho donde elegir, dejamos 2 hojas que llevabamos impresas de la crónica de Alakan de su ruta con Jack y Pantani del año anterior. Supongo que el tiempo se las habra llevado, pero seguro que alguien las ha podido leer y se ha partido de risa como haciamos nosotros cada noche antes de dormirnos.

Nos despedimos de los dos bikers que venian de Cataluña, y nos tiramos hacia el otro lado de la cruz de Ferro, es decir, a la amplia y preciosa comarca de El Bierzo.

VISPERAS
Aunque iniciamos el descenso de la Cruz de Ferro por camino, enseguida nos pasamos a la carretera, ya que no parece estar muy ciclable y las bicis que traemos no son para ello. La verdad es que es una pena habernos perdido esta bajada, pero hicimos lo correcto.

La bajada por carretera tampoco es para perdersela, es bastante divertida ya que tiene Zetas pronunciadas y el paisaje es alucinante, ademas apenas vienen coches y eso da mas seguridad. Se hace interminable, no queremos ni imaginarnos como tiene que ser la subida, y justo pensado esto, vemos una pareja de alemanes subiendo esa cara de la Cruz de Ferro con un tandem !!!

En una de las curvas, divisamos un pueblecito encantador, El Acebo, donde paramos a llenar un poco la camelback y de paso hablamos con varios bikers, uno de ellos sudamericano, muy majete que ha hecho parte del descenso con nosotros, y otros canarios que iban con un madrileño.

Seguimos bajando a toda peste, pasamos el pueblo de Riego y nos presentamos en el pueblo de Molinaseca, donde decidimos descansar un poco ya que hay un pequeño embalse que han hecho del rio con unos jardines muy apetecibles. Buscamos una tienda para comer algo antes de bañarnos, pero parece que esta todo cerrado, asi que nos hacemos con unas golosinas y gusanitos en un kiosko para niños que habia alli mismo.

Alli mismo de repente vemos a un tio muy delgado y muy alto, se trata de Carlos Jimenez, y nos ponemos a hablar con el como si de un colega se tratara. Resulta ser muy muy majete tanto el como su mujer y los padres ( imagino que de ella ). Van con el niño tambien. Estan de vacaciones y dice que le encantaría hacer el Camino, pero ahora no le dejan por motivos obvios. Nos hacemos una foto con el, y nada, le decimos que siga siendo asi, que es un crack, cosa que no es falsa si sabeis un poco de basket, a mi me encanto el detalle de que siendo capitan de la seleccion española, cediera a Gasol el honor de levantar la copa de campeones del mundo, es un crack dentro y fuera de la pista.

Nos vamos al rio, que esta lleno de gente, sobre todo jovenes que no paran de saltar desde lo alto del rio, lo cual me anima a hacer lo propio, el agua esta congelada pero me sabe a gloria.

Poco despues, reanudamos la marcha, y entramos en Ponferrada dando una vuelta de narices al pueblo, pero por unos sitios alucinantes, a partir de aqui se hizo un punto de inflexion en el camino, empezamos a notar cosas distintas, sitios mas verdes, mas amigables, mas curiosos y cada vez la frecuencia de peregrinos era mas alta.

Lo pasamos genial por Ponferrada, es precioso, mas grande y bonito que León a mi parecer, hay un ambientazo genial y da gusto rodar por allí, ademas tambien estan en fiestas y por momentos pensamos en quedarnos, pero aun es pronto y vamos de cine, asi que decidimos tirar un poco mas, nos fijamos Cacabelos como meta que es donde durmieron la tropa de Alakan & Cia y decian que el albergue estaba genial.

Salimos de Ponferrada por unos sitios chulísimos y asi seguiría el camino hasta Cacabelos, donde llegamos y nos fascina el pueblo. Hay ambiente pese a ser pequeño y buscando el albergue nos encontramos con el biker alemán feliz por tercera vez, lo habiamos visto un rato antes y era majete, asi que juntos encontramos el albergue y decidimos quedarnos los tres.

El albergue esta al final del pueblo, tras pasar un puente sobre el rio donde habia gente bañandose como si fuera una playa. Se trata de una especie de pequeñas habitaciones adosadas, unas 40 habitaciones dobles me parecio calcular, pegado todo ello a una iglesia. La hospitalaria es una chica muy timidilla pero muy maja, que se le da mal tambien el ingles asi que ayudo a aleman feliz a pillar una habitacion, le explico que su compañero se lo va a jugar a la ruleta rusa, pero no parece importarle.

Dejamos las bicis atadas, desmontamos las alforjas y demas pertenencias, y nos vamos a la habitacion, no tiene cerradura ni nada, son pequeñas pero suficientes: 2 camas, una mesilla y dos estanterias para dejar las cosas. Las duchas y servicios estan fuera, donde tambien hay una camilla donde dan masajes previo pago. Estuve a punto de darme uno pero se me adelanto una china coja.

COMPLETAS
Una vez duchado y cambiado, lavo la ropa mientras se ducha Embarrao, y hablo con aleman feliz, que no deja de ofrecerme almendras, tiene una bolsa infinita. Me comenta que salió desde su propia casa en Alemania, cerca de Nuremberg o Salzburgo si no recuerdo mal. Dice que lleva casi un mes fuera y que se lo esta pasando pipa, que no echa de menos a su mujer ni a sus crios, y mucho menos al trabajo, que le encanta esto. Lleva una bici curiosa, se le ve muy organizado, muy calculador, muy alemán vamos. Al rato llega su compañero, un peregrino andante español, sureño, asi con barba y jovencito, que deja la mochila y sale por la puerta diciendo, vamos a emborracharnos no?? Aleman feliz y yo nos partimos el culo.

Una vez todo listo, nos vamos a cenar Embarrao y yo, dejamos a aleman con sus almendras. Nos vamos al pueblo donde nos encontramos a un peregrino que lleva una botella con restos de vino, y nos pregunta que si conocemos un albergue, le decimos que si, pero el pregunta que si hay vino, y le decimos que creemos que no, asi que el tio decide acampar al lado del rio. Espectacular, que crack. Tenia una pinta alucinante, iba como en pelotas pero con capa, con una barba inmensa, medio cojeando o mamadiiisimo, y con la nariz roja. Buen camino para el.

Nos metemos pal body un par de jarras de cerveza, mientras comemos un par de pizzas familiares cada uno ante la mirada atenta de las camareras de la pizzeria, vemos como Alemania las pasa putas con Turquía y antes de que acabe el partido nos vamos a nuestra habitación, yo con un pedillo curioso, vaya ritmo pone Nestor.

Llegamos al albergue donde aleman feliz nos ofrece mas almendras, y aun estan llegando peregrinos, entre ellos unas chicas de Ponferrada que andan un tanto perdidas en su primera etapa, y nos metemos a la cama donde pasamos una de las noches mas especiales de nuestra vida….

DATOS
Distancia recorrida/acumulada: San Martín del Camino-Cacabelos, 98 kms/ Cercedilla-Cacabelos: 437,2 kms
Peregrinos vistos: Entre 100 y 200
Averias: Bajando la Cruz de Ferro las bicis empiezan a sonar a charanga
Personaje del dia: Puf, dificil al haber demasiados. Aleman feliz lo intento durante todo el dia, y lo normal hubiera sido darle el honor al borragrino que aparecio mamado en el albergue a ultima, pero creo que se lo va a llevar el cantautor que habia en Astorga, que durante los 40 minutos que estuvimos alli sentados nos deleitó repetidamente con su hit mundial: “EL CAMINO DE SANTIAGO AQUI EN ASTORGA” cuya letra es la misma que el titulo del tema, con diferentes acordes y rebuznos, eso si.
Momento erotico del dia: La camarera que nos sirvio las pizzas nos dejo con buen sabor de boca, era un poco calentona pero parecia un poco burra. Creo que lo mas erotico del dia fue imaginarnos en el tandem de la pareja alemana, ocupando el puesto del tio y pedaleando detras de la alemana que estaba mas apretada que las tuercas de un submarino.

PERFIL Y TRACK Voy a poner el perfil del dia y el acumulado, que o sino salen muy engañosos:

Imágenes Adjuntas

Track de la quinta etapa
Anuncios

Written by Garbu

junio 30, 2008 at 7:15 pm

Publicado en Camino Santiago

Camino de Santiago VI: 26 de Junio, En el que somos parte del camino

leave a comment »

PRIMA
La noche en el albergue de Cacabelos supondría una crónica aparte, pero puede que Tarantino lo leyera e hiciera una película de terror que me haría recordar lo mal que lo pasamos.

Por arte de magia todo el mundo se acostó al mismo tiempo, excepto los guiris claro esta que llevaban en trance desde que llegan al albergue a eso de las 5 o 6 de la tarde. Son las 11 de la noche y la oscuridad, silencio y tranquilidad son profundas. Me despido de Embarrao despues de anotar los apuntes del día para la posterior crónica, y apagamos la luz.

Al poco tiempo, se oye algun pequeño ruidito, sin importancia, pero el hecho de que estuviera tan cercano me hace darme cuenta que las paredes son casi de papel y encima no llegan al techo asi que las habitaciones estan en continua comunicación sonora. Esto no seria problema si no fuera porque al resto de peregrinos les da por hacer ruidos raros. Al poco tiempo de dormir, se oye algun ronquido. Normal. Pero molesto. Se que Embarrao no ronca, al menos no durante los dias anteriores asi que supongo que aunque suene como si fuera justo al lado mio puede que sea de otro de los 70 peregrinos del albergue. Bueno, que eso sea todo…echo un trago de agua de mi bote y me duermo.

A eso de las 2 o 3, y digo al azar, porque ni me atrevi a mirar la hora en el movil, algo de despierta. Hay una clara opera de ronquidos, eso parece como una orquesta pero aqui el instrumento es el pulmón nocturno. Oigo sonar un par de puertas como si alguien entrara o saliera en medio de ese barullo, y se oye al peregrino de la habitacion de al lado, donde duerme aleman feliz comiendo almendras decir algo todo borracho, le diria que dejara de hacer ruido comiendo, por lo cual me empiezo a descojonar en voz baja, pero claro, se oye todo. Alguien de otra celda, perdon, habitacion me oye y se empieza a partir el culo tambien. De repente, por el otro lado alguien empiza a hacer ruidos muy muy raros, como si estuviera vomitando. Temo por Embarrao ya que se oye por su zona, voy a encender el movil pero tiro el bote de agua sin querer, lo recoge Nestor mientras enciendo el movil y eso es el despolle total. Alguien nos manda callar, a saber quien era.

Desde luego es un gustazo poder escuchar ronquidos en todos los idiomas. Lastima que este muerto de sueño, y tengamos un dia duro, asi que cierro los ojos y los abro ya de dia, mas cansado que nunca, y eso que resulta que somos casi los ultimos en despertar. Vaya estampida guiri, nosotros nos levantamos a las 7 y ellos salen a las 5 o 6.

Recogemos la ropa humeda mientras hablamos con una peregrina vecina que nos dice que su compañera de celda llego muy perjudicada y que estuvo vomitando. Las cosas del camino. Engrasamos las bicis y comemos media barrita, y salimos los ultimos del albergue, pero adelantando a muchos peregrinos a pie.

En la hoja de perfiles hay 2 opciones, una de ellas va por un repecho que decidimos evitar, que no son horas de cometer una locura y mas sabiendo lo que nos depara el dia de hoy, el tan temido O Cebreiro. Menos mal que Embarrao es un calculador nato y se orienta genial, sino, a saber donde habria acabado yo este camino. Aun asi, nos toco subir una buena cuesta por asfalto.

Enseguida pasamos Pieros y nos plantamos en Villafranca del Bierzo, donde ya hay mucho peregrino haciendo turismo. Nos tiramos por una cuesta de adoquines y nos presentamos en una plaza donde hay ambientillo bicigrino, asi que paramos a desayunar ante una amable y joven camarera que nos prepara unos bollos y un sandwich mixto de impresion, mientras Embarrao hace amigos bikers, que ya salian de desayunar y que mas adelante coincidiriamos.

TERCIA
Despues de desayunar y leer el periodico deportivo ( hoy es la semifinal contra Rusia ) tiramos por Villafranca, donde hay una pequeña fuente donde cogemos agua para las vacias camelbacks que no pudimos congelar la noche anterior. Embarrao va algo acojonao y como no quiere perderse detalle de la zona, se tira un buen ratito hablando con unos guardias civiles mientras todos los bicigrinos del pueblo salen escopetados rumbo al O Cebreiro. Los penultimos delante nuestro una grupeta de padres con niños cabrones que, como no, van sin peso ni mochila ni nada, mas ligeros que una pluma.

Nos vamos tras los niños con sus papis ya que van a buen ritmo, flipan un poco con nuestra vestimenta entreverediana, y en cuanto empiezan las rampas los muy cabrones de los crios se ponen a esprintarnos, asi que no nos queda mas remedio que aplastarles y dejarles atras.

Reposamos el esfuerzo y nos relajamos viendo peregrinos, saludando a todos por una carretera ( el camino va por el arcén ) cada vez mas curvosa y bajo grandes viaductos bajo la A6. Ahora quien nos aprieta son otro grupo de bikers, estos mas creciditos que los niños puesto que son un grupo comandado por gente de Mamooth. Nos pasan esprintandonos de nuevo ( QUE MANIA!! ) y como van ligeros, sin peso ni carga ni nada, nos ponemos a su rueda y me voy con el primero que va a un ritmo infernal, de hecho se le descolgaba gente ya. Hablamos un rato con ellos, parecen conocer a alguien del foro ( Embarrao sabe mas datos ) y nos dicen que van a subir O Cebreiro algunos por camino y otros por carretera. Nos vamos un buen rato con ellos hasta que nos paramos en algun lugar entre Trabadelo y Vega de Valcarce ( creo que era un sitio llamado la Portela ) , a mirar algo de las bicis que no iba bien, asi que nos pasan de nuevo toda la panda de bicigrinos incluidos los niños mamones.

La carretera cada vez es mas estrecha y serpenteada, vamos en todo momento paralelos al rio Valcarce, las montañas estan a escasos palmos de nuestras narices y en algun momento vamos a empezar a subir, el dia es perfecto, no hace demasiado calor aunque algo aprieta y el paisaje es alucinante.

Justo antes de lo que parece ser la primera rampa, pasamos por un pueblecito/aldea tras un puente romano donde en una de las callejuelas hay un bar semiescondido con 3 o 4 mesas mal puestas como terraza, y vemos bicicletas asi que paramos a tomar el ultimo refuerzo antes de la burrada del dia. Son las 11 de la mañana asi que tenemos tiempo de sobra, no vamos mal, 28 kilometritos.

SEXTA
Madre mia como estaban los bocadillos que nos preparo la abuela. Me dice que si no me importa que los huevos son de corral en vez de comprados, lo mejor que comi en todo el camino. Embarrao debio pensar lo mismo de su bocata porque le duro 2 minutos coma 5.

En el bar estan la panda de los papis con los niños adolescentes, resultan ser catalanes, dicen que han empezado el camino en Villafranca, que han dejado alli el coche y despues de coronar uno de ellos ira a por el. Los niños fantasmean con quien tira mas que cual, tienen sus 16 o 17 años y la verdad es que hay uno de ellos que apunta alto, de lo cual por su puesto uno de los padres esta muy orgulloso. En la otra mesa ya acaban de desayunar un matrimonio bicigrino, muy majetes, que no se de donde vienen pero vaya fuerza de voluntada ya que el padre lleva en la bici una silla con un niño pequeño de unos 3 o 4 años y aparte lleva con una cuerda a otro niño de unos 10. La mujer va con unas alforjas, tambien tiene su merito, al menos no puede quejarse del reparto . Curioso que el niño de la silla llevaba una pequeña bocina de juguete, que accionaba no solo cada vez que veia a alguien sino aleatoriamente, con el correspondiente dolor de cabeza para el padre pedaleante. Que paciencia! Con un fuerte animo, les despedimos, seguramente les veamos pronto dada la carga que llevan.

Nos vamos del bar a las 11:30 detras de la panda catalana, y al poco tiempo empiezan las primeras rampas, que son bestiales. En la primera curva con sombra vemos a la pareja que iba con los niños, el padre esta casi muerto, les espera una buena. Hoy Embarrao sube mucho mejor que el dia anterior en la Cruz de Ferro, pero le digo que yo voy a tirar un poco mas ya que me veo con ganas y que quedamos en Laguna, casi al final del puerto. Le doy caña y pronto paso a los padres e hijos catalanes, menos a uno que va tirando que da gusto. Justo cuando le voy a pasar se baja de la bici diciendo que es que tiene que esperar a los demas. Esta claro.

Tuerzo a la izquierda en una curva muy cerrada y veo que Embarrao viene como una moto. Se nota el Gluco Sport . Tras un par de curvas cerradas de molinillo donde las moscas me hacen compañía, meto de nuevo plato mediano y a ver que pasa, subo como una moto, sufriendo paso a un tractor que estaba segando el borde de la carretera y a 3 polacos que se han bajado de la bici.

De repente aparece un cuadro ante mis ojos. La carretera discurre entre un amarillo y verde chillones, propio de genista y matorral, y el cielo es azul y blanco por las nubes que empiezan a aparecer y cada vez son mas cerradas. Solo falta el viento, que parece impedirme llegar hasta una curva donde parece acabar la parte dura. Cada vez sopla mas fuerte y juraría que cayeron algunas gotas de lluvia. Siento por primera vez frio en lo que va de camino, pero a la vez calor. Magia.

Tomo la curva y en efecto la pendiente se rebaja, y además el aire sopla de culo con lo cual me presento enseguida en Laguna, a eso de las 12:30, casi una hora de subida desde el bar. En Laguna hay un estrategico bar y el sol calienta, asi que me paro, hablo con suizos, gallegos y polacos, tiendo la ropa húmeda de la mañana y en una mesa espero con una botella de agua fresca y un par de kinders bueno a mi compañero, que llega no demasiado tarde, pero bastante petadete, y antes que los malditos niños, se ha marcado una subida de flipar el amigo Embarrao.

Descansamos un ratito, casi media hora y nos dedicimos a finalizar O Cebreiro, subimos juntitos que se sube mejor, yo empiezo a ir petado, debi coger frio en esa parada, siempre me sientan mal. Coronamos O Cebreiro y nos perdemos por las callejuelas del pueblo-santuario que hay en la cumbre. Unas mujeres muy simpaticas nos dan cerezas que vendian, estan realmente buenas pero no voy a comprarlas, si acaso unas almendras que un niño de unos 15 años pretende colocarme por 3 leuros. Paso de almendras y cojo las credenciales y tiro a la iglesia a sellarlas, no solemos sellar pero este sitio es distinto a los demas, no hay nadie en donde se sella asi que pongo el sello del camino y de cruzados, que son bien chulos.

Una vez visto el santuario-pueblo-centro comercial de O Cebreiro, Embarrao me indica que podemos ir por carretera como dice el Track, pero que deberiamos intentar ver el camino, a lo cual me presto gustoso. La carretera asfaltada se va cuesta abajo, pero el camino nuestro es todo para arriba, subimos un fuerte repecho de plato pequeño y coronamos en una colina muy chula con inmejorables vistas. Nos tiramos por una vereda alucinante, ni siquiera los peregrinos andarines van por ahi, y damos a una pista que nos vuelve a dejar en la carretera, pero ha merecido la pena y mucho. Pensamos que como el dia anterior, la bajada de O Cebreiro sera largaaaaa asi que nos abrigamos y nos frotamos las manos.

De eso nada, nos quedan cuestas y de flipar. Se nos hacen infinitas, primero subimos el Alto de San Roque, y cuanto ya todo parece que si que es para abajo, tenemos que subir el Alto del Poio, este si que se nos hace eterno, y en la cumbre encontramos a un monton de peregrinos, algunos de ellos cogiendo el taxi. Madre mia que paliza llevan algunos. Imagino que para los peregrinos andarines es una etapa muy dura no solo por subir O Cebreiro sino porque por narices tienen que hacer mas kilometros al no haber muchos albergues en el transcurso de la etapa.

Ahora si, nos tiramos hacia la otra vertiente. Ante nosotros, Galicia.

NONA
La bajada de O Cebreiro, la hacemos otra vez por carretera. Se hace infinita, pero es alucinante y algo peligrosa, por camino tiene que ser bestial. Lo dejamos para otro año que seamos menos inexpertos y vayamos mejor de piernas y bicis.

Casi al final del descenso, llegamos al pueblo de Triacastela, y como son casi las 3 de la tarde, decidimos parar a ver si hay algun sitio para comer. Callejeamos un poco despues de preguntar a algun nativo y nos encontramos un sitio bien chulo donde nos dan de comer en la terraza asi que podemos dejar las bicis a salvo. Junto a nosotros hay un par de peregrinos catalanes muy majetes, ella y el, y tambien nos encontramos a los canarios, con los que compartimos charla mientras comemos. Nos reimos bastante, sobre todo ellos con nuestras historias, nos dicen que ellos hacen noche en Triacastela, de hecho ya estan duchados y cambiados, y uno de ellos, que es madrileño aunque vaya con canarios, nos dice de un sitio bueno para hacer noche en Sarria, donde nos fijamos nuestro final de etapa. Cogemos su movil porque lo mismo nos interesa compartir vuelta a Madrid en coche, y tras unas conversaciones con 3 señores mayores del pueblo ( uno de ellos fue ciclista, no recuerdo nombre, seguro que Embarrao si ) muy pero que muy interesantes, decidimos reemprender nuestro camino.

Antes de irnos, nos fijamos como el taxista que vimos en el Alto del Poio no deja de traer peregrinos, la mayoria guiris. Patético.

VISPERAS
Con la comida sin reposar, nos dejamos caer por la carretera y pasamos por varios pueblos, uno de ellos precioso, llamado Samos, donde hay un monasterio que Embarrao decide fotografiar mientras yo indago un poco por el pueblo, y nos perdemos un rato, me quedo esperando a las afueras del pueblo mientras hablo con gente del lugar sobre trucos y caminos alternativos, dicen que podemos llegar a Sarria pero que debemos apresurarnos si queremos estar pronto, antes del partido de España.

Asi pues, me reuno con Embarrao de nuevo que viene flipado por el monasterio, era bien chulo la verdad, y bien petados llegamos a Sarria, con una buena cuesta para finalizar, pasando por una calle medio peatonal que esta llena de tios repartiendo propaganda de albergues. Uno de ellos esta tan interesado en que vayamos a su albergue que me pone el folleto en la mismisima boca al no poder soltar el manillar, flipante.

La verdad es que vamos pedates pero es pronto aun, y estamos a 125 kms de Santiago, asi que haciendo una horilla mas de bicicleta y durmiendo en algun albergue mas cercano a Santiago, tendriamos el Obradoiro a tiro de piedra. Decidimos ver el albergue que nos recomendo el amigo madrileño y luego valorar que hacer. En el albergue resulta haber una chica majiiiiiiisima que nos lo enseña, y la verdad es que la pinta es estupendisima. Nos da una habitacion de 4 para nosotros solitos, y tanto duchas, como cocina, como jardin para lavar la ropa estan increibles, asi que decidimos quedarnos. El nombre del Albergue es “Los Blasones” y es muy recomendable.

COMPLETAS
Nos duchamos y cambiamos, como es rutina, lavamos la ropa y la dejamos colgada junto a nuestras bicis en el patio interior del albergue, y nos vamos a dar una vuelta por Sarria a ver donde echan el futbol. Pasamos por un ciber y dejamos alguna mensaje en el foro mientras compramos algunas golosinas.

Volvemos hacia el albergue subiendo unos escalones que nos estan jodiendo bien pero bien, conocemos a Rolf, un aleman bicigrino muy pero muy majete que nos da conversación para rato. Nos cuenta historias del camino, el viene desde Alemania, pero dice que se encontro a uno que venia desde Brasil y llevaba 2 años y pico en el camino, y que habia subido por el estrecho de Bering hasta Siberia y asi entrar a Europa, flipante.

Como no vemos nada mejor, nos metemos 5 minutos antes a un bar donde daban platos combinados y tenian tele, pero no habia nadie. Mientras nos pedimos un par de jarras, me hago con el mando a distancia y empieza el partido, nos comemos un buen menu viendo como España juega de cine contra Rusia, y tras el primer gol, giramos la cabeza y vemos que tenemos detras a medio Sarria. Ambientazo, partidazo, cenaza y para casa que nos cierran a las 11 el Albergue.

Metemos la camel en el congelador, nos cepillamos bien los dientes y hablamos con unos peregrinos americanos, yo con mi ingles de 5 meses orgulloso de que aun no he perdido mi pequeña soltura con el idioma.

Entre sonidos de celebracion como cohetes y bocinazos, extendemos los pies en nuestras camas y caemos rendidos…

DATOS
Distancia recorrida/acumulada: Cacabelos-Sarria, 81,6 kms/ Cercedilla-Sarria: 519,8 kms
Peregrinos vistos: Tropecientos cincuenta y pico
Averias: El internet explorer del ciber de Sarria no tenia las cookies activadas
Personaje del dia: Esta vez hay que darselo a un alemán, Rolf, un tio peculiar, pura fibra, 2 metros y capaz de derretir tu cuadro con la mirada. Tambien destacaria al camarero del bar que habia en Laguna, aun esta intentando que uno de los polacos entendiera la musica gallega.
Momento erotico del dia: La mujer del bicigrino padre esta de buen ver, pero sin duda la palma se la lleva la hospitalaria de nuestro albergue, cuya belleza y simpatía no dejaba de derrochar, asi como las miradas de su hermano el municipal del pueblo.

PERFIL Y TRACK Voy a poner el perfil del dia y el acumulado, como en la ruta anterior para que se vea algo decente

Imágenes Adjuntas

Track de la sexta etapa

Written by Garbu

junio 30, 2008 at 7:15 pm

Publicado en Camino Santiago

Camino de Santiago VII: 27 de Junio, En el que el camino abusa de nosotros…

leave a comment »



PRIMA

En Los Blasones se duerme de cine, ni punto de comparación con la experiencia de la noche anterior, segun me acosté, así me levanté.

A eso de las 7.30 sacamos las camel del congelador y salimos por la puerta del albergue, donde justo al lado hay un bar que lleva abierto desde bien temprano poniendo unas señoras tostadas a todo aquel que ose desayunar alli, no seremos una excepción, ni nosotros ni nuestro compañero de albergue Rolf, que enseguida me hace entrar en conversación a veces en inglés y a veces en castellano. Me comenta mas cosas del camino, todas fabulosas y en un momento de confianza por mi parte me levanta en vilo para chascarrearme todos los huesos de la columna. Supongo que eso me vendría bien para el pedazo de día que ibamos a sufrir, nos esperan pues 125 kilometros de camino para llegar a Santiago.

Rolf, alucina con nuestro plan, pero se anima a acompañarnos un rato, al poner el culo, o lo que queda de el, en el sillín decimos adios a Sarria, como no, finalizando la cuesta que el dia anterior dejamos a medias.

TERCIA
Al abandonar Sarria a eso de las 8 y poco, lo hacemos por una zona de bosquecillos, preciosos, pero todo para arriba, aunque pronto empezamos a perder altura. El dia promete, ya que a pesar de que son muchos kilometros y hay mucho sube baja, se tiende a perder altura.

En un cruce con un arroyo dejamos a Rolf ya que su ritmo es otro, a pesar de estar mas cuadrado que la cabeza de un paleto el tio va hablando con todo el que se cruza y fotografiando todo lo que llama la atención. Creo que tenemos alguna foto con él, debe ser de su camara, afortunadamente me dio su direccion de correo electronico asi que me pondre en contacto con el a ver que se cuenta.

Volvemos a ser binomio, y empezamos a vivir lo que sería el día, constantes subes y bajas. Embarrao sigue sufriendo con las subidas pero va mucho mejor que otros dias, y yo ando mas flojillo por lo que aunque a veces nos distanciemos apenas nos esperamos demasiado, y podamos coger buen ritmo, que hoy nos hace falta.

Dicho ritmo se ve avivado cuando al final de una de esas miles de cuestas conocemos a un bicigrino navarro, creo que su nombre era Pablo pero ya lo he olvidado. Resulta ser un tio majisimo como buen navarro que es, nos cuenta su trayectoria peregrina, va con una bici un tanto endurera, y nos saca unos pocos de años, el tio va feliz como una rosa y enseguida nos contagia con su ritmillo vivo. Juntos disfrutamos de una autentica bajada que por favor no os perdais si haceis el camino. Tenia de todo, trialeras, peraltes, piedras, puf…aqui nos soltamos, sobre todo Embarrao porque son bajaditas de las suyas, se coge mucha velocidad y sin ser extremamente dificiles tienen su cosilla técnica. Hasta los cientos de peregrinos que adelantamos parecen disfrutar viendonos, de los mejores momentos del camino sin duda.

A eso de las 10 y 30 nos presentamos en Portomarín, llevamos ya 22 kilometros, pero nos queda un buen trecho, nos despedimos de nuestro compi prestandole unos parches que el quiere canjear por cervezas, mas adelante tal vez, ya que Portomarín tiene su parte turística pero nosotros nos conformamos con pasar por encima del Miño a la altura del Embalse de Betasar; giramos a izquierda por la rotonda tras el puente y otra vez cogemos camino enseguida, esta vez nos toca una trialera pero para arriba, que nos hace bajarnos de la bici y hacer empuja bike por segunda vez en el dia, anteriormente habiamos topado con una cuesta p’arriba que tenia un arroyo en su anchura. Pero todos estos obstaculos los pasamos con alegría, cada vez mejor de fuerzas y siempre sabiendo que hay bajadita para recuperar.

Alejandonos de Portomarín llegamos a eso de las 11:00 y ya con 30 kilometros en las piernas a una parada obligatoria ya que hay una especie de bar terraza de carretera con mucho ambiente peregrino. Alli nos agenciamos un par de bocadillos de tortilla con su botella de agua correspondiente, mientras vemos a peregrinos de todas partes. Casi al irnos aparece de nuevo nuestro amigo el navarro, con 2 bikers mas, estos de San Sebastián. Charlamos un rato, flipan con nuestras intenciones de llegar a Santiago y nos avisan de que por detrás vienen unos italianos que por lo visto son unas máquinas en esto de la bici. Eso nos da un poco de pique para salir pitando de allí a toda máquina.

SEXTA
Pero el camino desde Gonzar es un poco mas feo, ya que se va paralelo a la carretera y ademas empieza a apretar el sol de lo lindo, las camel van heladas pero sin agua, y buscamos una fuente que no quiere aparecer, incluso casi bebemos de una que parecia envenenada. Al menos vamos viendo muchos peregrinos lo cual nos anima bastante. El resto de la mañana lo echamos pedaleando a buen ritmo, en una de esas cuestas noto que Embarrao empieza a sufrir un poco en lo que va de dia, asi que tiro y decido gastarle una bromilla ya que habia un grupo grande de peregrinos adolescentes, a los cuales insto a que cuando pase Embarrao le animen como si del mismo Indurain se tratara. Al ratin, a lo lejos oigo como le jalean, mas tarde Embarrao me confesaria que flipo un poco con ello, yo me calle a ver que decia jeje

Embarrao me comenta que va bien de piernas pero que tiene que enviar un fax urgente, asi que vamos cagando fuego hasta Palas de Rei, donde hay uno de los albergues mas grandes de lo que queda de camino. Alli hago un descanso y localizo una fuente mientras Embarrao va a lo suyo y miro el GPS: La 1 de la tarde y 46 kms a la buchaca, casi un tercio de lo esperado. Lo programo para que me diga la distancia a Santiago en linea recta, alucino, solo 70 kilometros, engañoso el dato.

Dejamos Palas de Rei y Embarrao va como una moto, cada vez mas fuerte, yo empiezo a temer por mi integridad. Nos marcamos como objetivo a corto plazo comer en Melide, donde nos presentamos de nuevo a buen ritmo y esprintando a unos chavales que la toman con nosotros. Son las 14:30 y ya llevamos 60 kilometros, mas o menos ecuador de la ruta asi que todo apunta a que llegaremos a Santiago de dia.

NONA
No recuerdo el nombre de la pulpería de Melide, y eso que comimos requetebien, tanto hoy como comeriamos al dia siguiente puesto que en la vuelta repetimos. Nos sentamos a comer una buena racion, dejamos las bicis con el resto de bicis de otros peregrinos, hay buen ambiente y eso es bueno porque donde hay gente se come bien. Al rato llegan los vascos-navarros que habiamos dejado antes y aunque nos notan algo cansados nos animan a que llegamos, nos enseñan unos perfiles de lo que nos queda y aunque faltan superar varios obstaculos, no parecen gran cosa, desde hace rato vamos acojonaos con el Monte del Gozo, que por lo visto es una buena cuesta para rematar la ruta.

Pero antes hay que hacer muchos mas kilometros, asi que con toda la calor, a eso de las 15:30 nos despedimos de nuestros amigos y tiramos rumbo a Santiago, a por esos 65 kms que nos faltan.

VISPERAS
La calor aprieta que da gusto, pero nosotros vamos por senderitos bien protegidos puesto que en todo momento hay arboledas que nos protegen. Es una pena no obstante ver como el camino en esta parte esta inundado de maquinas de refrescos, que a mas de uno vendrá bien, pero digo yo que quita un poco de esencia espiritual y de sacrificio peregrino.

Vamos paralelamente a la M-547 que une Santiago y Lugo, la atravesamos constantemente y sin alejarnos mucho de ella damos un poco de rodeo por las aldeas, hay peregrinos que deciden ir por el arcén de la carretera, lo cual deberiamos hacer nosotros para ganar tiempo y descansar un poco, pero el camino es tan bonito que no podemos escaparnos de el.

Cada vez hay menos fuerzas, pero ya casi olemos Santiago y estamos pasando Arzúa, uno de los ultimos pueblos con Albergue donde se quedan muchos peregrinos para afrontar la ultima etapa hasta Santiago. A partir de aqui dejamos de ver demasiados peregrinos por esa razon, y eso junto a los 75 kilometos que llevamos, pues empieza a pesar. Son las 16:30 de la tarde y nos quedan 50 kilometros, hay que seguir apretando!

Pasamos por numerosas aldeas, muchas de ellas preciosas, pobres, pero encantadoras, pasar bajo orreos, puentes medievales, etc… es una bella empresa pero no estamos para detalles si queremos llegar. Embarrao y yo empezamos a pedalear cada uno a su ritmo, porque las fuerzas ya escasean. Me quedo rezagado hablando con un par de bikers suizos y cuando intento remontar para pillar a Embarrao noto que mi rueda esta pinchada…y yo con estos pelos!!

Llamos a Nestor para decirle que voy a tardar, pero que no se de la vuelta, que siga a su ritmo que ya le pillare. Pongo una camara de Obredoiro y le doy presion a la rueda, todo lo que puedo, uno de los suizos para pero tiene menos fuerza que yo. La bici va cargada y la rueda lo nota, estoy a unos 40 kilometros de Santiago y no puedo seguir asi, asi que decido salir a la carretera a buscar una gasolinera o similar.

Ya en la carretera y con la rueda muy floja, pregunto por una gasolinera, me dicen que la mas cercana esta en el pueblo de Fontela, a unos 8 o 9 kms. Meto plato grande y sin sentarme del sillin empiezo a darle caña, temiendo que la rueda reviente o pase cualquier cosa. Se me hace interminable este trozo porque madre mia que cacho cuestas. Al final de una de ellas y ya con el letrero de la gasolinera localizado veo que el camino va paralelo a la carretera en un tramo mortal donde se encuentra el pobre Embarrao medio muerto, le saludo y le digo que voy a la gasolinera, pero ni paro ni leches. Ya llego al pueblo en una subida de ordago, y alli doy presion a la burra y toco madera para que no se queje mas. He hecho un desgaste alucinante asi que le digo a Embarrao que paremos a comer algo, aunque vamos mal de tiempo.

Paramos en un super y bueno, me da un bajon de flipar, voy tan vacio que casi no puedo ni hablar. Me compro unas 8 o 9 barritas, almendras y un par de aquarius y me lo meto todo para el body, no veais que hambre, lo pase fatal. Embarrao me comenta que ya no queda casi nada, miro el GPS y marca 95 kms, son las 18:20, y llevamos una petada de narices. Decimos de ir un rato por carretera porque ademas tenemos prometida la visita a la abuela de Nestor, que vive cerquita. Asi pues, cogemos aire y tiramos para alante!

COMPLETAS
Afortunadamente ese trocito de carretera es cuesta abajo, hasta justo el desvio hacia la casa de la señora abuela, que vive en lo alto de un monte, asi que nos marcamos una cuesta del 15% que hace que devore lo ultimo que quedaba de las almendras. Nos encontramos a la simpatiquisima abuela de Nestor, a la cual mi compi saluda energicamente y ella bacila un poquillo en primera instancia, dada la barba de mi compañero, pero al final le reconoce y se pone muy muy contenta. Me presento y les dejo solos un rato, abuela y nieto, veo en ambos ojos un sentimiento de felicidad que hace que me acuerde de mi abuela, tambien gallega y me emocione por momentos.

A pesar que nos ofrece de todo, solo cogemos agua para nuestras camel de casa de la abuela y nos despedimos a toda maquina. Estamos muy muy cerquita de Santiago, casi llegando al aeropuerto y vamos ya con lo justo.

Rodeamos la pista de despegue o aterrizaje, y tras una loma empieza a distinguirse en el horizonte lo que puede ser Santiago, esta ahi al lado, pero a la vez muy lejano. Mis piernas funcionan a ratos, y saco fuerzas de la nada para poder subir hasta el Monte del Gozo, lo hacemos juntos y hasta el mismo monumento que esta bien arriba. La gente flipa con nosotros, un caballero nos interroga mientras nos hace la foto pertinente: A nuestra espalda el monumento a Juan Pablo II, a nuestro frente, Santiago de Compostela, y en cada brazo, un compañero. Momento unico y ya solo queda la entrada triunfal, que se hace tras un largo descenso, pasando por la parte nueva de la ciudad y con un poco de lio entre direcciones prohibidas se llega a la Plaza del Obredoiro, donde llego entre lágrimas, con un orgullo inmenso y ante la catedral abandono mi bici y me reposo en el suelo sobre mi mochila contemplando lo bonito que es ver pasar el tiempo cuando este no importa.

DATOS
Distancia recorrida/acumulada: Sarria-Santiago de Compostela, 121 kms/ Cercedilla-Santiago de Compostela: 637 kms
Peregrinos vistos: Todos
Averias: El pinchazo de mi rueda de atras, casi me desinfla el corazon, pense que no llegaba nunca
Personaje del dia: El becario en practicas del albergue de acogida de peregrinos, mira que intento ayudarnos el chaval a buscar un hostal pero digamos que no era lo suyo
Momento erotico del dia: La chica que Nestor indica en la foto era realmente bella, pero lo mas erotico fue la imagen en sueños de nuestras respectivas esperandonos en casita ( cada uno la suya eh! )

PERFILES Y TRACKS El ruton del dia y el acumulado del camino, tanto perfil como tracks parciales y totales

Imágenes Adjuntas

Track de la septima etapa
Track total de la aventura

Written by Garbu

junio 30, 2008 at 7:13 pm

Publicado en Camino Santiago