Entre Veredas

MTB con alergia al asfalto

Camino de Santiago VI: 26 de Junio, En el que somos parte del camino

leave a comment »

PRIMA
La noche en el albergue de Cacabelos supondría una crónica aparte, pero puede que Tarantino lo leyera e hiciera una película de terror que me haría recordar lo mal que lo pasamos.

Por arte de magia todo el mundo se acostó al mismo tiempo, excepto los guiris claro esta que llevaban en trance desde que llegan al albergue a eso de las 5 o 6 de la tarde. Son las 11 de la noche y la oscuridad, silencio y tranquilidad son profundas. Me despido de Embarrao despues de anotar los apuntes del día para la posterior crónica, y apagamos la luz.

Al poco tiempo, se oye algun pequeño ruidito, sin importancia, pero el hecho de que estuviera tan cercano me hace darme cuenta que las paredes son casi de papel y encima no llegan al techo asi que las habitaciones estan en continua comunicación sonora. Esto no seria problema si no fuera porque al resto de peregrinos les da por hacer ruidos raros. Al poco tiempo de dormir, se oye algun ronquido. Normal. Pero molesto. Se que Embarrao no ronca, al menos no durante los dias anteriores asi que supongo que aunque suene como si fuera justo al lado mio puede que sea de otro de los 70 peregrinos del albergue. Bueno, que eso sea todo…echo un trago de agua de mi bote y me duermo.

A eso de las 2 o 3, y digo al azar, porque ni me atrevi a mirar la hora en el movil, algo de despierta. Hay una clara opera de ronquidos, eso parece como una orquesta pero aqui el instrumento es el pulmón nocturno. Oigo sonar un par de puertas como si alguien entrara o saliera en medio de ese barullo, y se oye al peregrino de la habitacion de al lado, donde duerme aleman feliz comiendo almendras decir algo todo borracho, le diria que dejara de hacer ruido comiendo, por lo cual me empiezo a descojonar en voz baja, pero claro, se oye todo. Alguien de otra celda, perdon, habitacion me oye y se empieza a partir el culo tambien. De repente, por el otro lado alguien empiza a hacer ruidos muy muy raros, como si estuviera vomitando. Temo por Embarrao ya que se oye por su zona, voy a encender el movil pero tiro el bote de agua sin querer, lo recoge Nestor mientras enciendo el movil y eso es el despolle total. Alguien nos manda callar, a saber quien era.

Desde luego es un gustazo poder escuchar ronquidos en todos los idiomas. Lastima que este muerto de sueño, y tengamos un dia duro, asi que cierro los ojos y los abro ya de dia, mas cansado que nunca, y eso que resulta que somos casi los ultimos en despertar. Vaya estampida guiri, nosotros nos levantamos a las 7 y ellos salen a las 5 o 6.

Recogemos la ropa humeda mientras hablamos con una peregrina vecina que nos dice que su compañera de celda llego muy perjudicada y que estuvo vomitando. Las cosas del camino. Engrasamos las bicis y comemos media barrita, y salimos los ultimos del albergue, pero adelantando a muchos peregrinos a pie.

En la hoja de perfiles hay 2 opciones, una de ellas va por un repecho que decidimos evitar, que no son horas de cometer una locura y mas sabiendo lo que nos depara el dia de hoy, el tan temido O Cebreiro. Menos mal que Embarrao es un calculador nato y se orienta genial, sino, a saber donde habria acabado yo este camino. Aun asi, nos toco subir una buena cuesta por asfalto.

Enseguida pasamos Pieros y nos plantamos en Villafranca del Bierzo, donde ya hay mucho peregrino haciendo turismo. Nos tiramos por una cuesta de adoquines y nos presentamos en una plaza donde hay ambientillo bicigrino, asi que paramos a desayunar ante una amable y joven camarera que nos prepara unos bollos y un sandwich mixto de impresion, mientras Embarrao hace amigos bikers, que ya salian de desayunar y que mas adelante coincidiriamos.

TERCIA
Despues de desayunar y leer el periodico deportivo ( hoy es la semifinal contra Rusia ) tiramos por Villafranca, donde hay una pequeña fuente donde cogemos agua para las vacias camelbacks que no pudimos congelar la noche anterior. Embarrao va algo acojonao y como no quiere perderse detalle de la zona, se tira un buen ratito hablando con unos guardias civiles mientras todos los bicigrinos del pueblo salen escopetados rumbo al O Cebreiro. Los penultimos delante nuestro una grupeta de padres con niños cabrones que, como no, van sin peso ni mochila ni nada, mas ligeros que una pluma.

Nos vamos tras los niños con sus papis ya que van a buen ritmo, flipan un poco con nuestra vestimenta entreverediana, y en cuanto empiezan las rampas los muy cabrones de los crios se ponen a esprintarnos, asi que no nos queda mas remedio que aplastarles y dejarles atras.

Reposamos el esfuerzo y nos relajamos viendo peregrinos, saludando a todos por una carretera ( el camino va por el arcén ) cada vez mas curvosa y bajo grandes viaductos bajo la A6. Ahora quien nos aprieta son otro grupo de bikers, estos mas creciditos que los niños puesto que son un grupo comandado por gente de Mamooth. Nos pasan esprintandonos de nuevo ( QUE MANIA!! ) y como van ligeros, sin peso ni carga ni nada, nos ponemos a su rueda y me voy con el primero que va a un ritmo infernal, de hecho se le descolgaba gente ya. Hablamos un rato con ellos, parecen conocer a alguien del foro ( Embarrao sabe mas datos ) y nos dicen que van a subir O Cebreiro algunos por camino y otros por carretera. Nos vamos un buen rato con ellos hasta que nos paramos en algun lugar entre Trabadelo y Vega de Valcarce ( creo que era un sitio llamado la Portela ) , a mirar algo de las bicis que no iba bien, asi que nos pasan de nuevo toda la panda de bicigrinos incluidos los niños mamones.

La carretera cada vez es mas estrecha y serpenteada, vamos en todo momento paralelos al rio Valcarce, las montañas estan a escasos palmos de nuestras narices y en algun momento vamos a empezar a subir, el dia es perfecto, no hace demasiado calor aunque algo aprieta y el paisaje es alucinante.

Justo antes de lo que parece ser la primera rampa, pasamos por un pueblecito/aldea tras un puente romano donde en una de las callejuelas hay un bar semiescondido con 3 o 4 mesas mal puestas como terraza, y vemos bicicletas asi que paramos a tomar el ultimo refuerzo antes de la burrada del dia. Son las 11 de la mañana asi que tenemos tiempo de sobra, no vamos mal, 28 kilometritos.

SEXTA
Madre mia como estaban los bocadillos que nos preparo la abuela. Me dice que si no me importa que los huevos son de corral en vez de comprados, lo mejor que comi en todo el camino. Embarrao debio pensar lo mismo de su bocata porque le duro 2 minutos coma 5.

En el bar estan la panda de los papis con los niños adolescentes, resultan ser catalanes, dicen que han empezado el camino en Villafranca, que han dejado alli el coche y despues de coronar uno de ellos ira a por el. Los niños fantasmean con quien tira mas que cual, tienen sus 16 o 17 años y la verdad es que hay uno de ellos que apunta alto, de lo cual por su puesto uno de los padres esta muy orgulloso. En la otra mesa ya acaban de desayunar un matrimonio bicigrino, muy majetes, que no se de donde vienen pero vaya fuerza de voluntada ya que el padre lleva en la bici una silla con un niño pequeño de unos 3 o 4 años y aparte lleva con una cuerda a otro niño de unos 10. La mujer va con unas alforjas, tambien tiene su merito, al menos no puede quejarse del reparto . Curioso que el niño de la silla llevaba una pequeña bocina de juguete, que accionaba no solo cada vez que veia a alguien sino aleatoriamente, con el correspondiente dolor de cabeza para el padre pedaleante. Que paciencia! Con un fuerte animo, les despedimos, seguramente les veamos pronto dada la carga que llevan.

Nos vamos del bar a las 11:30 detras de la panda catalana, y al poco tiempo empiezan las primeras rampas, que son bestiales. En la primera curva con sombra vemos a la pareja que iba con los niños, el padre esta casi muerto, les espera una buena. Hoy Embarrao sube mucho mejor que el dia anterior en la Cruz de Ferro, pero le digo que yo voy a tirar un poco mas ya que me veo con ganas y que quedamos en Laguna, casi al final del puerto. Le doy caña y pronto paso a los padres e hijos catalanes, menos a uno que va tirando que da gusto. Justo cuando le voy a pasar se baja de la bici diciendo que es que tiene que esperar a los demas. Esta claro.

Tuerzo a la izquierda en una curva muy cerrada y veo que Embarrao viene como una moto. Se nota el Gluco Sport . Tras un par de curvas cerradas de molinillo donde las moscas me hacen compañía, meto de nuevo plato mediano y a ver que pasa, subo como una moto, sufriendo paso a un tractor que estaba segando el borde de la carretera y a 3 polacos que se han bajado de la bici.

De repente aparece un cuadro ante mis ojos. La carretera discurre entre un amarillo y verde chillones, propio de genista y matorral, y el cielo es azul y blanco por las nubes que empiezan a aparecer y cada vez son mas cerradas. Solo falta el viento, que parece impedirme llegar hasta una curva donde parece acabar la parte dura. Cada vez sopla mas fuerte y juraría que cayeron algunas gotas de lluvia. Siento por primera vez frio en lo que va de camino, pero a la vez calor. Magia.

Tomo la curva y en efecto la pendiente se rebaja, y además el aire sopla de culo con lo cual me presento enseguida en Laguna, a eso de las 12:30, casi una hora de subida desde el bar. En Laguna hay un estrategico bar y el sol calienta, asi que me paro, hablo con suizos, gallegos y polacos, tiendo la ropa húmeda de la mañana y en una mesa espero con una botella de agua fresca y un par de kinders bueno a mi compañero, que llega no demasiado tarde, pero bastante petadete, y antes que los malditos niños, se ha marcado una subida de flipar el amigo Embarrao.

Descansamos un ratito, casi media hora y nos dedicimos a finalizar O Cebreiro, subimos juntitos que se sube mejor, yo empiezo a ir petado, debi coger frio en esa parada, siempre me sientan mal. Coronamos O Cebreiro y nos perdemos por las callejuelas del pueblo-santuario que hay en la cumbre. Unas mujeres muy simpaticas nos dan cerezas que vendian, estan realmente buenas pero no voy a comprarlas, si acaso unas almendras que un niño de unos 15 años pretende colocarme por 3 leuros. Paso de almendras y cojo las credenciales y tiro a la iglesia a sellarlas, no solemos sellar pero este sitio es distinto a los demas, no hay nadie en donde se sella asi que pongo el sello del camino y de cruzados, que son bien chulos.

Una vez visto el santuario-pueblo-centro comercial de O Cebreiro, Embarrao me indica que podemos ir por carretera como dice el Track, pero que deberiamos intentar ver el camino, a lo cual me presto gustoso. La carretera asfaltada se va cuesta abajo, pero el camino nuestro es todo para arriba, subimos un fuerte repecho de plato pequeño y coronamos en una colina muy chula con inmejorables vistas. Nos tiramos por una vereda alucinante, ni siquiera los peregrinos andarines van por ahi, y damos a una pista que nos vuelve a dejar en la carretera, pero ha merecido la pena y mucho. Pensamos que como el dia anterior, la bajada de O Cebreiro sera largaaaaa asi que nos abrigamos y nos frotamos las manos.

De eso nada, nos quedan cuestas y de flipar. Se nos hacen infinitas, primero subimos el Alto de San Roque, y cuanto ya todo parece que si que es para abajo, tenemos que subir el Alto del Poio, este si que se nos hace eterno, y en la cumbre encontramos a un monton de peregrinos, algunos de ellos cogiendo el taxi. Madre mia que paliza llevan algunos. Imagino que para los peregrinos andarines es una etapa muy dura no solo por subir O Cebreiro sino porque por narices tienen que hacer mas kilometros al no haber muchos albergues en el transcurso de la etapa.

Ahora si, nos tiramos hacia la otra vertiente. Ante nosotros, Galicia.

NONA
La bajada de O Cebreiro, la hacemos otra vez por carretera. Se hace infinita, pero es alucinante y algo peligrosa, por camino tiene que ser bestial. Lo dejamos para otro año que seamos menos inexpertos y vayamos mejor de piernas y bicis.

Casi al final del descenso, llegamos al pueblo de Triacastela, y como son casi las 3 de la tarde, decidimos parar a ver si hay algun sitio para comer. Callejeamos un poco despues de preguntar a algun nativo y nos encontramos un sitio bien chulo donde nos dan de comer en la terraza asi que podemos dejar las bicis a salvo. Junto a nosotros hay un par de peregrinos catalanes muy majetes, ella y el, y tambien nos encontramos a los canarios, con los que compartimos charla mientras comemos. Nos reimos bastante, sobre todo ellos con nuestras historias, nos dicen que ellos hacen noche en Triacastela, de hecho ya estan duchados y cambiados, y uno de ellos, que es madrileño aunque vaya con canarios, nos dice de un sitio bueno para hacer noche en Sarria, donde nos fijamos nuestro final de etapa. Cogemos su movil porque lo mismo nos interesa compartir vuelta a Madrid en coche, y tras unas conversaciones con 3 señores mayores del pueblo ( uno de ellos fue ciclista, no recuerdo nombre, seguro que Embarrao si ) muy pero que muy interesantes, decidimos reemprender nuestro camino.

Antes de irnos, nos fijamos como el taxista que vimos en el Alto del Poio no deja de traer peregrinos, la mayoria guiris. Patético.

VISPERAS
Con la comida sin reposar, nos dejamos caer por la carretera y pasamos por varios pueblos, uno de ellos precioso, llamado Samos, donde hay un monasterio que Embarrao decide fotografiar mientras yo indago un poco por el pueblo, y nos perdemos un rato, me quedo esperando a las afueras del pueblo mientras hablo con gente del lugar sobre trucos y caminos alternativos, dicen que podemos llegar a Sarria pero que debemos apresurarnos si queremos estar pronto, antes del partido de España.

Asi pues, me reuno con Embarrao de nuevo que viene flipado por el monasterio, era bien chulo la verdad, y bien petados llegamos a Sarria, con una buena cuesta para finalizar, pasando por una calle medio peatonal que esta llena de tios repartiendo propaganda de albergues. Uno de ellos esta tan interesado en que vayamos a su albergue que me pone el folleto en la mismisima boca al no poder soltar el manillar, flipante.

La verdad es que vamos pedates pero es pronto aun, y estamos a 125 kms de Santiago, asi que haciendo una horilla mas de bicicleta y durmiendo en algun albergue mas cercano a Santiago, tendriamos el Obradoiro a tiro de piedra. Decidimos ver el albergue que nos recomendo el amigo madrileño y luego valorar que hacer. En el albergue resulta haber una chica majiiiiiiisima que nos lo enseña, y la verdad es que la pinta es estupendisima. Nos da una habitacion de 4 para nosotros solitos, y tanto duchas, como cocina, como jardin para lavar la ropa estan increibles, asi que decidimos quedarnos. El nombre del Albergue es “Los Blasones” y es muy recomendable.

COMPLETAS
Nos duchamos y cambiamos, como es rutina, lavamos la ropa y la dejamos colgada junto a nuestras bicis en el patio interior del albergue, y nos vamos a dar una vuelta por Sarria a ver donde echan el futbol. Pasamos por un ciber y dejamos alguna mensaje en el foro mientras compramos algunas golosinas.

Volvemos hacia el albergue subiendo unos escalones que nos estan jodiendo bien pero bien, conocemos a Rolf, un aleman bicigrino muy pero muy majete que nos da conversación para rato. Nos cuenta historias del camino, el viene desde Alemania, pero dice que se encontro a uno que venia desde Brasil y llevaba 2 años y pico en el camino, y que habia subido por el estrecho de Bering hasta Siberia y asi entrar a Europa, flipante.

Como no vemos nada mejor, nos metemos 5 minutos antes a un bar donde daban platos combinados y tenian tele, pero no habia nadie. Mientras nos pedimos un par de jarras, me hago con el mando a distancia y empieza el partido, nos comemos un buen menu viendo como España juega de cine contra Rusia, y tras el primer gol, giramos la cabeza y vemos que tenemos detras a medio Sarria. Ambientazo, partidazo, cenaza y para casa que nos cierran a las 11 el Albergue.

Metemos la camel en el congelador, nos cepillamos bien los dientes y hablamos con unos peregrinos americanos, yo con mi ingles de 5 meses orgulloso de que aun no he perdido mi pequeña soltura con el idioma.

Entre sonidos de celebracion como cohetes y bocinazos, extendemos los pies en nuestras camas y caemos rendidos…

DATOS
Distancia recorrida/acumulada: Cacabelos-Sarria, 81,6 kms/ Cercedilla-Sarria: 519,8 kms
Peregrinos vistos: Tropecientos cincuenta y pico
Averias: El internet explorer del ciber de Sarria no tenia las cookies activadas
Personaje del dia: Esta vez hay que darselo a un alemán, Rolf, un tio peculiar, pura fibra, 2 metros y capaz de derretir tu cuadro con la mirada. Tambien destacaria al camarero del bar que habia en Laguna, aun esta intentando que uno de los polacos entendiera la musica gallega.
Momento erotico del dia: La mujer del bicigrino padre esta de buen ver, pero sin duda la palma se la lleva la hospitalaria de nuestro albergue, cuya belleza y simpatía no dejaba de derrochar, asi como las miradas de su hermano el municipal del pueblo.

PERFIL Y TRACK Voy a poner el perfil del dia y el acumulado, como en la ruta anterior para que se vea algo decente

Imágenes Adjuntas

Track de la sexta etapa
Anuncios

Written by Garbu

junio 30, 2008 a 7:15 pm

Publicado en Camino Santiago

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: